Entradas

PREÁMBULOS

Imagen
 Los cuadros del pasillo, derechos y sin un ápice de polvo. El cuarto de baño, aséptico y brillante.  Corro las cortinas del salón. Los cojines del sofá, bien colocados y ahuecados. He puesto las sábanas de raso y he extendido  pétalos de rosa, queda bien el contraste del rojo sobre el negro. Ya tengo la cena a punto y en la mesa no falta un detalle. Vuelvo a hacer un repaso general y, en efecto, todo está perfecto. Me ha costado esfuerzo y tiempo, pero Paula se lo merece. Creo que la cena le ha gustado mucho, aunque no me lo dice y yo no se lo pregunto. Me siento eufórico aunque cansado. Todo está saliendo a pedir de boca. Le propongo que nos sentemos en el sofá, acepta encantada. Hablamos, mejor dicho le explico mis proyectos para la nueva campaña y la satisfacción de mi jefe, me escucha con interés. Interrumpo un segundo la conversación para llenar de nuevo las copas, también para bajar la intensidad de la luz, encender las velas y poner el CD en el reproductor, música suave y román

El correo

Imagen
Un thriller patrio y excesivo El correo, que dirige el popular cineasta barcelonés de 55 años, Daniel Calparsoro ('Todos los nombres de Dios' , 2023; 'Hasta el cielo', 2020); un director con sello propio que siembra pasión y división a partes iguales entre el respetable y la crítica especializada. El correo se ambienta en el año 2002, cuando en España se instala el euro. Es, por tanto, un tiempo nuevo, tanto para las oportunidades como para los jóvenes como Iván (Arón Piper), un chico ambicioso de Vallecas que está dispuesto a mejorar su vida. Desde su puesto de aparcacoches en un lujoso club de golf de la capital, pronto dará su primer gran paso al convertirse en correo belga para una organización internacional dedicada al blanqueo de dinero. Aunque él no está dispuesto solo a eso. Él quiere mucho más. Daniel Calparsoro, que ha contado para el diseño del guion con los resolutivos Patxi Amezcua (El aviso, 2018) y Alejo Flah (Séptimo, 2013), se queda en la epidermis del

Camino de la Suerte

Imagen
  Camino de la suerte o el Alexander Payne español Perdón por la comparación, pero me ha gustado comprobar que una película española puede ser sentimental sin caer en cursilería forzada y en impostura pastelosa. Y es extremadamente difícil con estos ingredientes: hombre maduro pierde a su mujer, reencuentro con la familia, regreso al pueblo de su juventud... Era casi imposible no ofrecer la enésima cinta lacrimógena genérica, pero sorpresivamente y gracias a un guion inteligente y con un sano y sutil sentido del humor, se ha logrado esquivar esa categoría. Producción sobria, fotografía más que correcta (intencionadamente oscura) y, ante todo, dos actores principales brillando en papeles humildes. ¿Qué quiero decir con humildes? Pues sin chillidos, sin llantos histriónicos y sin gracietas de sitcom de mediodía. Tito Valverde demuestra una vez más sus tablas. Por eso la comparación del título. Porque cuando vi a Jack Nicholson en A PROPÓSITO DE SCHMIDT o a Bruce Dern en NEBRASKA, fue cua

Los elegidos ( The Chosen)

Imagen
  En estos tiempos de tribulación no voy a decir que no se agradece una serie sobre la vida de Cristo (la primera que se hace) pero esta tiene graves errores tanto teológicos como de ambientación que no se deben pasar por alto. Empezando por los de ambientación hay cosas que no tienen sentido. En las bodas de Caná se ven a invitados con el típico sombrero fez turco que es en realidad del s.XVIII y popularizado en el XIX. En general el vestuario es excesivamente colorido cuando en la época tintar la ropa era un lujo. Al gusto moderno la película es muy multicultural con un altísimo porcentaje de personajes afros y árabes. Lo segundo podía ser (aunque no en esos porcentajes), lo primero lo disculpan diciendo que Judea era un importante centro comercial y un paso de mercaderes.  Lo dudo, ese punto era Siria por un lado (provincia a la que estaba subordinada) y Egipto por el otro. El problema no es que los pongan, el problema es el elevado porcentaje y los antecedentes del wokismo que ve

Golpe de Suerte

Imagen
Hace ya más de una semana vi a Woody tocando el clarinete para inaugurar el Festival de jazz de Barcelona y, aunque la experiencia fue buena, a Woody se le veía mayor; le costaba tocar algunas canciones y a menudo tenía que hacer pausas para recuperar la respiración. Ante estas dificultades, de manera improvisada se estableció un acuerdo no verbal entre los miembros del público: cada vez que se produjera una de estas pausas aplaudiríamos para animarle y lo haríamos de nuevo cuando se reincorporaba a la canción. Este acuerdo se mantuvo a lo largo de todo el concierto y la verdad es que el resultado fue bastante tierno. Un grupo de fans del director nos habíamos reunido para escucharle tocar en directo, quizás por última vez, y aunque Woody ya no tocase como antes, le animábamos, porque le teníamos cariño, porque a lo largo de tantos años nos había hecho vivir experiencias maravillosas frente a la gran pantalla y ahora que teníamos la oportunidad queríamos agradecérselo. Sin embargo, est

Creatura

Imagen
Preocupa un poco que esta excelente generación de jóvenes directoras españolas traten todas temas tan próximos, con mucho de autobiográfico. La iniciación a la vida y al sexo de personajes de muchachas adolescentes o pre-adolescentes, su mirada distante sobre los mayores, su desconcierto frente a su propio cuerpo, a sus propios sentimientos y apetitos, la presión del grupo, la naturaleza que las rodea, que las acompaña como un elemento de liberación y de intimidad... Una y otra vez, estas estupendas directoras nos muestran lo mismo desde su ángulo particular cada una, y todas con un estilo muy parecido, muy somero formalmente, luminoso, con oscuridades selectivas, con mar de fondo, con bosque, con noches de luces de neón, con silencios, con miradas, con una música hecha de ruidos: voces, techno, pasos en la grava de un camino, olas que rompen... Buenas pelis casi todas, con muchas cosas interesantes, pero chico, quizá los/as nuevos/as cineastas deberían ampliar su mirada sobre el mundo

Operativo: Lioness

Imagen
  Taylor Sheridan lo vuelve a hacer. Mini serie que no dudo que podría tener en un tiempo una segunda entrega. Serie creada, escrita y producida por Taylor Sheridan, es decir el amo y señor actualmente de la TV de calidad. Sheridan tiene un reputación como guionista y creador de series de TV muy exitosa en los últimos tiempos. Tiene en su pluma guiones como las dos primeras entregas de “Sicario”, “Comancheria”, “Wind River” (de la que es director y que considero una autentica joya de su género). Adaptó a Tom Clancy en “Sin Remordimientos” pero además es creador y guionista de una de las más importantes series de la última década “Yellowstone” y de sus dos spin off “1883” y “1923” a cada cual mejor que la anterior. También es el creador de “Tulsa King” o lo que es lo mismo la primera incursión con éxito además de Sylvester Stallone en TV y sin olvidarnos de la no menos excelente “Mayor of Kingstown”.  En esta ocasión y durante 8 capítulos de 42 minutos de media, salvo el capítulo final