miércoles, 2 de diciembre de 2015

Manhattan


Allan Stewart Königsberg, más conocido como Woody Allen, sopló este martes 80 velas, una edad que no ha conseguido jubilarle del cine, un sector que domina a la perfección desde que en 1968 se situara detrás y delante de la cámara con la comedia Toma el dinero y corre. Desde entonces ha escrito y dirigido un total de 45 filmes, la mayoría de ellos interpretado por él mismo, a razón de una cinta por año. Con toda seguridad, no existe en el panorama cinematográfico una filmografía que haya dedicado tanta atención al psicoanálisis y a los psicoanalistas como la de Woody Allen.
Su obra está influida por directores europeos como Ingmar Bergman o Fellini, a la vez que recoge ecos de grandes comediantes como sus compatriotas Groucho Marx o Bob Hope. Muchas de sus creaciones están consideradas obras maestras, pero el genio de Brooklyn también ha llevado a la gran pantalla piezas que no reflejan todo su talento.
Con motivo de la efeméride, expongo una de sus obras más emblemáticas.


Manhattan
La crítica considera Manhattan como la obra maestra de Woody Allen, aunque éste siempre ha asegurado que acabó muy descontento con el resultado final. Filmada en blanco y negro, se trata de una comedia romántica de esas por las que no pasa el tiempo y en el que la ciudad de Nueva York luce espectacular como una protagonista más a ritmo de George Gershwin.

Allen interpreta a Isaac, un tipo de cuarenta años con una novia de 17 años (Mariel Hemingway) a la que no ama y que se enamora perdidamente de la amante de su mejor amigo. Muchos expertos consideran que el argumento está basado en un romance que tuvo el cineasta con la actriz Stacy Nelkin, una extra de 17 años a la que Allen conoció durante el rodaje de Annie Hall.

La película, al igual que Annie Hall, tuvo un gran éxito y en ella también podemos disfrutar de la extraordinaria atuación de Meryl Streep, que hace de ex esposa lesbiana del personaje de Allen. La obra, que estuvo nominada a dos Oscar, es un retrato sarcástico de las relaciones sentimentales mantenidas entre la clase intelectual neoyorquina

Para muchos, se trata de la mejor película de Woody Allen.
“Manhattan” es una comedia romántica de esas que no envejecen, quizá porque el amor de Woody Allen hacia su ciudad, Nueva York, y, sobre todo, hacia las personas que viven en ella es contagioso.

Aquí algunos detalles (10) que no sabías de ella.

1-Soy Woody Allen y hago lo que quiero
Después del super éxito de “Annie Hall”, United Artists, productora del filme, tomó una decisión: le dijo a Woody Allen que, a partir de ese momento, podía hacer lo que quisiera. El cineasta acaba de rodar interiores, y no se le ocurrió mejor idea que filmar una comedia romántica en blanco y negro. Los directivos del estudio temblaron, pero finalmente aceptaron el proyecto del director.

2-Cuarenta y veinte
Buena parte de la película retrata la historia de amor entre Isaac (Allen), de 42 años, y Tracy (Mariel Hemingway), de 17. Eso generó polémica en su momento, pero lo cierto es que muchos investigadores consideran que tal argumento está basado en un romance que tuvo el cineasta con la actriz Stacy Nelkin, una extra de 17 años a la que Allen conoció en la filmación de “Annie Hall”.

3-Amor por la ciudad
Woody Allen es un neoyorquino de toda la vida. Y, en su filmografía, no podía faltar el gran canto de amor a su ciudad. Como dijo el cineasta en una entrevista, “presenté una vista de la ciudad como me gustaría que fuera, y como puede serlo si te tomas la molestia de caminar por las calles correctas”. Todo aquel que haya ido a Nueva York entenderá de qué está hablando.

4-Para mayores
Aunque parezca complicado de entender, la película tuvo, en su momento, la calificación “R”, que dentro del sistema de censura de EE.UU. significa “mayores de 18 años”. Los productores trataron de bajarla a “PG” (Una especie de “apta para público en general”, pero la descripción de la relación entre un hombre mayor y una adolescente fue demasiado para la época.

5-A puro ritmo
La música de George Gershwin fue esencial para la realización de la película. Es más: el propio Allen reconoce que la idea de la película misma vino de escuchar al autor. “Estaba escuchando un álbum con aperturas de conciertos de Gershwin y pensé que con eso se podría hacer una película en blanco y negro y romántica. “Rapsodia en azul”, una de sus más hermosas partituras, abre la cinta con imágenes de Manhattan.

6-Imagen panorámica
¿Sabes lo que es el formato letterbox? Cuando pones un DVD, notarás que muchas veces en la parte de arriba y abajo de la pantalla hay unas barras negras. Eso permite que las películas hechas en formato panorámico puedan mantener la imagen entera en tu televisor. Los canales de cable, sin embargo, no respetan eso y modifican la película, haciendo que entre toda en el espacio de la pantalla, perdiendo las zonas laterales de la imagen. Pues, por contrato, eso no puede ocurrir con “Manhattan”, la primera película de Woody Allen hecha en formato panorámico. Es más: la cinta fue el primer video lanzado al mercado en letterbox, y por obligación, tiene que respetarse ese mismo formato cada vez que se exhiba en televisión.


7-Bajo el puente
La mítica escena bajo el puente de Queensboro, con Allen y Diane Keaton mirando el amanecer, fue hecha a eso de las 5 de la mañana. La producción tuvo que traer una banca, debido a que no existe una en la locación. Se coordinó con la municipalidad de Nueva York mantener las luces del puente prendidas incluso con el día ya entrado, para que haya más luz al momento de hacer la toma. Sin embargo, las luces se apagaron al poco tiempo de filmar, por lo que Allen tuvo que usar la única toma que había podido hacer. Tal escena ha quedado en la historia del cine.

8-Nominada
“Manhattan” fue nominada a dos premios Óscar: uno para Allen y Marshall Brickman por el guion del filme, y otro para Mariel Hemingway como Mejor Actriz de Reparto. ¿Lo curioso? Hemingway fue vencida por Meryl Streep, quien también trabaja en “Manhattan” como la ex esposa lesbiana del personaje de Allen. Streep obtuvo ese año su primer Óscar por “Kramer vs. Kramer”.

9-Éxito
En su momento, “Manhattan” recaudó cerca de 40 millones de dólares. Si se ajusta esa cifra a la inflación de hoy, la película ha hecho cerca a 124 millones de dólares, convirtiéndola en la segunda película más taquillera de Woody Allen, detrás de “Annie Hall”

10-Insatifecho
A pesar de que es considerada, una de sus obras maestras, Allen terminó muy descontento con el resultado final de la película. Es más, hasta le propuso a United Artist hacer una película gratis con tal de que “Manhattan” no se estrene. El cineasta después diría que “lo que pensé fue: si, en este punto de mi vida, esto es lo mejor que puedo hacer, no deberían pagarme por hacer películas”.