Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Incidente en el desierto

Imagen
Una mañana, en el desierto del Sáhara, iban un hombre, el hijo y un perro en una camioneta.
De pronto la camioneta reduce su marcha y se detiene.
Descienden los tres y el hombre se pone a revisar el motor.
De improviso se les acercan dos camellos y uno de ellos le dice:
"Me parece que la bomba de agua está perdiendo...le tienes que poner pasta de juntas o mejor cambiar la bomba..." ¿Nos puedes llevar hasta Argel?...
Al ver que el camello hablaba, aterrados los tres, el hombre, el hijo y el perro, salieron corriendo raudamente.
Cuando ya habían recorrido casi un kilómetro por las arenas, se detienen y casi sin aliento, el perro le dice al hombre:
"Puta madre, ese camello hijo de puta sí que nos asustó..." http://elmundodelucrecia.blogspot.com/

Otoñal...

Imagen
Cada día que pasa me acerca más a él…
Aire fresco, aroma peculiar desprendido sin avaricia… colores inundando mi cuerpo… sensaciones regaladas a modo particular …
Cada día que pasa, percibo mas su presencia… como una conexión que me empuja a dejarme llevar...
En tibios momentos que alejan mi asfixia… sonidos crujientes bajo mis pies… en paseos infinitos de mente absorta… alargando el tiempo en atardeceres breves…
Cada día que pasa inunda y se fusiona a mi ser…
No encuentro el límite cuando cambia la estación… no veo la línea que materialice la división… pero siento sus pasos al acerarse… y el vacio helado bajo mis descalzos pies…
Su abrazo tibio, equilibrando mi cuerpo de todo el calor… escalofrío regular… intuitivo movimiento a su compás...
Lluvia que absorbe mi yo material...susurro de brisa, abanico emocional…
Como un sensual regalo de la vida…Un regalo sensorial. Por Gala http://efectopigmalion-galatea.blogspot.com/2011/09/otonal.html

Una china en la alacena

Imagen
En la alacena dormitaban dos pequeñas tazas que antaño habían sido las más hermosas. De capa blanca como la nieve, su base, otrora tersa como la tez de una bella joven, aparecía ante las miradas de los curiosos descascarillada y vacía, haciendo juego con la vida de su dueña. Tras el cristal, adornaban la repisa con la altanería de quien ha llegado a ser la primera del aparador y se ha quedado para cubrir huecos.
El orgullo jamás vence, pero sacando dignidad del baúl de los recuerdos, las dos tazas mostraban a los visitantes que el tiempo arrasa y que no hay que perderlo en banalidades porque al final, apareces ante los ojos de esos extraños y te miran y te escrutan y descubren que tu capa, era solamente polvo.
Publicado por Arantza http://arantzag.blogspot.com/2011/09/una-china-en-la-alacena.html

La fórmula de la cordialidad

Imagen
Me encuentro a menudo con mi vecino, que ahora ya no lo es, pero como pasa con los amores, ha quedado entre nosotros ese vínculo de cordialidad sin fruto, sin interés alguno ni recompensa, más que la de mantener las formas, que hace que cada vez que nos vemos, nos paremos a hablar, y siempre terminemos con la frase:
-Bueno, a ver si quedamos, y te enseñamos el piso.
-Si eso, nos llamamos. Así veo donde vivís ahora.
Con esa fórmula afable hemos estado pasando todo el invierno, y nos ha ido de fábula. Es como un código de buenas maneras que sin previo aviso hemos acordado y usado tantas veces como nos hemos encontrado.
-Nos llamamos, ¡eh!
-Sí, sí, nos llamamos, a ver qué día quedamos.
Han ido pasando los meses y, a cada uno, nos ha sido cómodo, ingeniarnos excusas para no poder quedar. Cuando el que ha hecho de emisor, por aquello de la cortesía, ha propuesto quedar un día, rápidamente el receptor de la invitación ha debido responder con una explicación corta y lógica para deshacer la oferta.

Rota

Imagen
Imagen de Elia Fuentes: "Soños rotos"

Evocando aquella historia,
he puesto toda su vida sobre la mesa..
Mis entremetidas pero rigurosas manos,
lentas, expeditivas, persistentes,
carentes de antiguas ternuras,
querrían alisar bordes,
planchar arrugas,
descubrir encajes y bordados,
pulir defectos y zurcir desconchones.
Más, sólo tercos jirones de vivencias,
algunas compartidas,
se revuelven tercos, porfiando,
retorcidos,
llenando vacíos con miradas rotas,
colmadas de recuerdos ajados,
tan soñados como olvidados.
¿Dónde su bella figura de antaño?
¿Dónde la imagen de paseos con “falda de tubo”?
¿Dónde sus bonitas y admiradas piernas?
Y aquellas risas...
Mis porfiados dedos, alisan las antiguas telas
(ahora groseras, átonas, sin brillo, tan derrotadas),
sintiendo o adivinando,
sus denostados y obstinados rizos,
el antiguo rostro de llamativos incisivos,
los pequeños ojos y sus arregladas manos.
Como en atesoradas y desvaídas imágenes,
asoman gustos y sabores, colores y sollozos,
lecturas, dibujos, juegos, cr…

Seré sincero doctora...

Imagen
Sabía que algo estaba ocurriendo, ante mí. Sabía que se le estaba pasando algo por su imaginación. No era normal, el paciente en sí era poco conocido para mí. En realidad es de ese tipo de personas que está sano y ni se pasa por el centro de salud. Incluso son de los que pierden la cartilla. A veces ni siquiera tienen abierto un historial.
- Buenos días, veamos sus ultimos informes.
-...si...claro...
-...pues mire, en realidad no hay nada que contar. Todo está perfecto. No hay ningún indicador en la análitica que nos de un toque de atención. En fin...sano...como una manzana...Pero dígame...qué tal se encuentra...
Y ahí fue cuando todo se desencadenó. Comenzó a hablar tan rápido que no pude pararle al principio, cuando comencé a escuchar sus palabras segui interesada la conversación con más atención. Me contó en pocos segundos que soñaba conmigo desde hacía meses, desde aquella vez que nos cruzamos en la plaza central de la ciudad. Cruzamos las miradas tras toda aquella charla.
Fue demoledo…

La novia

Imagen
Giselle había esperado con mucha ilusión el día de su boda.
Alberto olvidó la fecha o se arrepintió.
Nadie lo supo nunca...
Giselle se cansó de esperarlo...

Publicado por Lucrecia Borgia http://elmundodelucrecia.blogspot.com/

La regla fundamental

Imagen
Regla que estructura la situación analítica: se invita al analizado a decir lo que piensa y siente, sin seleccionar nada y sin omitir nada de lo que le venga a la mente, aunque le resulte desagradable comunicarlo o le parezca ridículo, carente de interés o inoportuno.
La regla fundamental establece como principio del tratamiento psicoanalítico el método de la asociación libre. Freud describió en varias ocasiones el camino que le condujo desde la hipnosis, pasando por la sugestión, al establecimiento de esta regla. Intentó «[...]presionar a los pacientes, incluso sin hipnotizarlos, para que comunicasen las asociaciones, a fin de encontrar, por medio de este material, el camino hacia lo que el enfermo había olvidado o aquello de lo cual se defendía. Más tarde observó que tal presión era innecesaria y que en el paciente emergían casi siempre gran número de ideas [Einfälle] que aquél mantenía fuera de la comunicación e incluso fuera de la conciencia en función de ciertas objeciones que se …