Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

La luna y la niebla

Imagen
Cuando mi hermana me lo dijo por teléfono me quedé sin respirar un instante, no me lo esperaba, y aún mucho después sus palabras seguían resonandome machaconas: "mamá tiene demencia senil", -demencia senil- -demencia senil-, y no se me quitaba de la cabeza.
Es cierto que arrastraba desde hacía tiempo manías, pero ¿quien no tiene manías con la edad?, ¿quien no se queda absorta y desorientada, perdiendo la noción del tiempo con setenta y pico años?, ¿quien a esa edad no se le olvidan las cosas?... ! los años no pasan en balde, señores: no pasan en balde!

Recuerdo de niña que mi madre era para mí mi espacio, mi mundo, mi referencia, mi todo. Luego, la vida te va independizando, y vas soltando amarras de esos lazos indelebles y que sin embargo nos siguen uniendo siempre, y aún más allá del siempre.

Recuerdo que me gustaba ir en verano por la mañana temprano a comprar con ella a la plaza, me gustaba -y me gusta-, el sabor especial y único de los mercados, con sus puestos de verduras…

UN MAGNÍFICO CORCEL

Imagen
El hombre,completamente desnudo, termina de asearse en la pila de agua que hay frente a la entrada de su casa. El día ha sido duro en el campo y el calor ha influido en su desgaste físico.
Ahora, ya atardeciendo, una vez refrescado todo su cuerpo con agua limpia, se siente revitalizado. Retira la cabeza sumergida en el agua y luego sacude su pelo con movimientos enérgicos, como un perro mojado. Toma aire inspirando fuertemente por la nariz, saboreando el perfume a heno que el viento le trae de campos cercanos. Con sus propias manos hace que el agua resbale y caiga hacia el suelo desde su poderoso pecho.
Aunque relajado, todos los músculos de su cuerpo pueden contarse uno a uno. Recoge sus cabellos enmarañados con las palmas de las manos, empujándolos hacia atrás, y luego se vuelve al escuchar un sonido familiar. Es el suave trote de Fantasía, su precioso y mejor corcel que, como cada tarde, acude a recibirle.
El hombre observa orgulloso la silueta del animal recortada sobre un paisaje cr…

El valor, el perdón y el Cuarto Mandamiento

Imagen
La mujer joven miraba a la otra trabajar mientras le daba el biberón a su niño. Le gustaba ver cómo le limpiaba la casa, porque lo hacía con una maestría envidiable, más que limpiar, desinfectaba. Y ella se admiraba de que siendo tan joven trabajara de forma tan profesional y tan seria. Algunas veces se iba a otra habitación para dejarla trabajar en paz, no quería que pensara que la estaba vigilando, entonces la limpiadora la llamaba:

-¡Jefa, vente conmigo, que me aburro!
-¿Cómo te vas a aburrir con el ritmo que llevas trabajando?
-Es que me gusta que estés ahí mirando, ¡venga enciende un cigarro y nos lo fumamos a medias!

Ella se sentaba en una silla que colocaba en el fondo del pasillo y desde allí veía las puertas de las habitaciones en las que la otra se afanaba en su lucha particular contra la suciedad, armada de cepillos, trapos, lejías y cubos de agua clara, dejando a su paso una estela brillante de orden y olor a limpio. Lo mismo limpiaba cristales que arreglaba un enchufe, q…

Pienso en ti

Imagen

Vida y obra de demonios

Imagen
Para no desconocerla, diré, si el abad decide hacerse escuchar sobre el aullido de los lobos y formula la pregunta.
Será una noche, quizá la próxima, cuando me sorprenda escribiendo las leyendas de los paganos de estas tierras e increpe:
—Por qué narra vida y obra de demonios?
Relato esta maravilla desmadrada porque necesito la fuerza de su hechizo para soportar la cárcel que es su monasterio, debiera replicar.
—Para no desconocer la Regla de Nuestro Padre Benito, disciplino mi mente en este trabajo que barrerá cualquier duda entre el error y la fe —será lo que él oiga.
Los colmillos que refulgen en la noche y su gracia liberadora, como la gracia de Dios, siempre pueden ser una respuesta.
Publicado por Patricia Nasello

Este microrrelato participa del concurso ImaginArte Minificciones en Cadena
La frase inicio Para no desconocerla, diré............. es de uso obligatorio

http://patricianasello547.blogspot.com/

El ángel de Juana no.

Imagen
Fue el otro ángel. Vale la aclaración porque mientras María aguantaba las lágrimas al borde del llanto desesperado, y con anteriores cuatro llantos en dos días, no sabía que era otro ángel el que se estaba cayendo y que uff, se rompió en setecientos pedazos. Tres, quizás tres pedazos. Y eso que lo miró al ángel, le miró la carita de cerámica entera pero en el piso y sin brazos ni piernas. Lo miró, hizo más fuerza para que no caigan las lágrimas y miró para otro lado. Seguir no lo podía seguir mirando. Todo roto, ahí, justo ese día. Justo ese ángel. María convencida de que el roto era ese ángel.
No es que ella estuviera haciendo nada importante en el momento de la caída ni que estuviera distraída, sólo buscaba ropa para vestirse. No es tampoco que esos días fueran graves. La depresión, nomás, la depresión. El ángel era regalo del cielo y al verlo hacía música. Sí, al verlo se escuchaba. A ciencia cierta esto, porque la abuela Juana se lo había regalado en forma de esas cajitas que tiene…

El Paraiso

Imagen
El joven africano llegó en una patera; indocumentado, perdido en un mundo extraño. Él había visto en su pueblo fotografías enviadas por otros que, antes que él, vinieron al Paraíso. Y quedó maravillado de la abundancia, de la riqueza, del exceso que en este primer mundo se derrochaba. Se jugó la vida y al fin consiguió llegar a este lado, al bueno; al Cielo.

Una vez aquí vino el desencanto, el topetazo con la cruel realidad y descubrió que si no conseguía tener documentos (papeles) y un trabajo, no era absolutamente nada. Comprendió entonces que en su pequeño pueblo era alguien...aquí era menos que nada. ¿Quién le miraba a la cara cuando andaba por la calle? ¿Quién le saludaba o preguntaba por su familia? Nadie, simplemente no existía.

Como única forma de subsistencia se dedicó a buscar chatarra en los contenedores de basura a cambio de poder comer dos veces al día: "¡Qué lujo Dios mío, puedo comer dos veces diarias”!

Pasó un tiempo y un día apareció con un vehículo que le servía pa…

Defensa Nimzo India

Imagen
http://www.flickr.com/photos/pez_ibz/4197417077/in/set-72157622866821345
Una vez terminado el juego el rey y el peón vuelven a la misma caja. - Proverbio Italiano.
http://es.wikipedia.org/wiki/Defensa_Nimzo-India