Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Alguien me dijo una vez.......

Imagen
Alguien me dijo una vez que mi olvido tenía el color de las violetas, como algunos amaneceres o tu mirada al fondo de un vaso de ginebra (Y no, no repito el título... o no del todo)

Alida Valli y Joseph Cotten en "The third man"
No sé cómo acabamos allí. La ciudad entera se sumerge en la fiesta entre idas y venidas, conciertos varios y reencuentros, pero él me propone huir. Escondernos hasta de nosotros mismos, cómo si fuese posible, y acabo aceptando su propuesta, al lado del mar, al filo de la madrugada recorriendo los viejos bares, testigos de tantas de nuestras noches cuando aún creíamos en el futuro…

-“Las madrugadas son azules.” -Dice de pronto, tras un largo tiempo sumido en el silencio.

¿Azules?, ¿cómo tus ojos?, ¿cómo mi ginebra?, interrogo con la mirada (hay demasiado ruido).

Miro por encima de su hombro tras la cristalera que nos separa, aísla y protege del exterior. Está amaneciendo y la bruma se extiende sobre las inquietantes gaviotas que sobrevuelan las olas rompie…

Ecos Mudos

Imagen
Pss… eh.. eh..
oye..eh… sí tú…
¿Es a mi?
Sí, sí, a ti…. venga…a ver....
¿a ver que?
pues eso, venga.... dime
¿Qué te diga? ¿yo? No amigo no, ¿es que no me ves?, si soy el silencio
Es igual para ser el silencio te expresas muy claro y contundente
Y tú para evitarte a ti mismo buscas palabras donde no las hay ni las hallarás…
Eso duele….
indiferencia y silencio…..

un abrazo. Mare@ http://al-tren.blogspot.com/2010/09/ecos-mudos.html

Un cable coaxial

Imagen
La sensación de tocar y que te electrifique la calma.
Tener a un cuerpo delante que alinee tus nervios siguiendo el feng shui.
Un perro lamiendo el ombligo por si se abre una herida.
Se busca, se alquila, se vende,se compra un cordón umbilical que haga el trabajo de un cable coaxial.
Marta Simonet http://elcuadernodemartasimonet.blogspot.com/2010/11/un-cable-coaxial.html

Suspiros Sombreados en el cielo

Imagen
Cuando avanza la marea las olas cuentan el secreto de una niña ciega de alma,que se escapa al cielo. Y esto es lo que le da aquella voz al mar, con la que llora de noche.
Isota http://eonesdeisota.blogspot.com/2010/09/blog-post_4432.html

¿Cómo he llegado hasta aquí?

Imagen
- ¿Cómo has llegado hasta aquí?

Lo preguntó con tristeza, casi con compasión. Me miraba inquieta, dolida, como si la pequeña intimidad que acababa de revelarle hubiera sido para ella la mas sucia de las confesiones, el secreto prohíbido, la fatalidad hecha palabras.

Yo sonreí. Adoraba a esa mujer que vestía camisas de estrecha cintura, pantalones marrón claro, zapatos perfectamente conjuntados con bolso a juego, pendientes de perlas y cinturón de piel. La miraba y pensaba "¡claro, Lidia querida! ¿Cómo ibas tú a sentir que lo que yo estaba viviendo estaba bien?".

Mi Lidia querida. Perfectamente adaptada a la sociedad de pareja occidental. Casada a los 29, madre a los 31, re-madre a los 33. Hipoteca a 40 años. Ecuatoriana dos días por semana para limpiar la casa y otro día más para planchar. Trabajo de 9 a 3. Reducción de jornada. Sueldo justito. Marido que llega tarde todos los días, auditor en una de las Big Five. La adoraba porque ella me compadecía y yo la compadecía a ella.

A…

La lluvia

Imagen
Llueve afuera
líbido desatada
ante tu presencia

© Angel nov-2010

Sentado en el muelle de la bahía

Imagen
Sentado en la mañana soleada
Estaré sentado cuando la tarde llegue
Viendo los barcos que se van
Entonces los veré irse lejos otra vez
Estoy sentado en el muelle de la bahía
Viendo la marea, alejarse
Sentado en el muelle de la bahía
Perdiendo el tiempo


Deje mi casa en Georgia
Pasando por la bahía Francisco
No tengo nada por que vivir
Veo que no hay nada en mi camino
Solo me siento en el muelle de la bahía
Viendo alejarse la marea
Sentado en el muelle de la bahía,perdiendo el tiempo

Veo que nada cambió
Todo, todo sigue igual
No puedo hacer que diez personas me dirijan la palabra
Y supongo que seguirá siendo igual

Estoy sentado descansando mis huesos
Dos mil millas, recorrí
Solo para hacer de este muelle mi hogar
Solo me siento en el muelle de la bahía
Viendo alejarse la marea
Sentado en el muelle de la bahía
Perdiendo el tiempo.
Traducción de Ángel © nov-2010

Haiku de la soledad

Imagen
Estaba soloEstaba solo conmigo Contigo no se© Angel nov-2010

No habrá nada más.

Imagen
En la cubierta de madera, llegando ya al último tramo,
observo las lucecitas que adornan mi sien.
Dirijo la punta de mis dedos hacia el cielo
e intento tocarlas.
¿Cuántas de ellas querrían adornar mis entrañas?

Inspiro fuerte y cierro los ojos,
lo que me lleva a recordar el aroma a sal
que desprendía mi cuerpo tras reptar entre tus piernas.

Al partir me dijiste, quizás vuelvas algún día,
y yo que dejé de confiar, dibujé una media sonrisa,
te abracé y tu, de espíritu mágico,
conseguiste que cientos de pétalos flotaran a mí alrededor
formando una capa de dulce aroma y aterciopelado escudo.

Siento la vida dentro de mí, pero me duele, me molesta,
mis pechos se endurecen
y se emocionan al introducirse en la gélida agua del océano.

Me estremezco ante la idea de desaparecer pero me hace feliz,
se que aún puedo hacerlo.
Me meto desnuda dentro del agua,
necesito soltar lastre de oscuridad e indecoro.

Si introduzco la cabeza el tiempo suficiente bajo el agua,
podré limpiar el pasado,
los años malvividos
y justo cuand…

enganchada sin gancho

Imagen
Me apetece escribir, pero no tengo ganas de contar nada de mí, siempre hurgando en la herida. O sea, sí tengo ganas, pero me aguanto bastante. Me invento un personaje, absurdo y sin gancho, me levanto a preparar un café y mientras sale, intento cambiar el personaje, pero ya se ha metido en mí y me da pena echarlo. Sale el café, ya quedan pocos vasos limpios, vuelvo al ordenador y me siento y el personaje conoce a alguien, todavía con menos gancho, pero al menos están juntos. Me fumo un cigarro en la terraza y dejo la colilla en la maceta vacía. Vuelvo a los personajes, los leo y me parecen patéticos, pero sé que les voy a dejar salir, irremediablemente daré a publicar. Miro las estadísticas y veo que los domingos la gente no lee blogs, o no leen el mío o tendrán mejores cosas que hacer, o todo junto. Llega un mensaje pero es de venta directa y no ha ido al spam. Bajo y friego los vasos porque el lavaplatos está lleno, me fumo otro cigarro y quito las colillas del macetero. Le meto a mi hij…

Poema fragmentos de la mente

Imagen
Imagen realizada por Jose Lectores inquietos.

Fragmentos de la mente imagenes con puros sentimientos,
de recuerdos enterrados que añoran ser desenterrados,no
quieren ser olvidados cuando en su dia de plena luz fueron
originados y nunca marginados vivieron ilusionados.

Fugaces reflejos de la infancia a muchos años de distancia,vias
positivas de la pubertad en plena felicidad descubriendo la vida
entre sensaciones como un caballo en libertad,cuando en el perdurar
trajo la mayoria de edad y la ciencia te hace madurar.

Abriendo la mirada como en ella se programa el destino sin darte cuenta
en el pasear de tu camino,guardando entre bolsillos la dulzura regalando
en una flor la ternura,llebando en tu corazon el amor que habita en los
cielos entre la paz calida muy lejos del dolor de los hielos.

Disfruta de todo manjar al igual que el beso que supo soplar una flauta,
la sabiduria cambia el color del cabello donde aparece el duende de sentirlo
todo con alegria mimetizado en la naturaleza en facultades de ar…

Te encontré en la calle

Imagen
A ti te encontré en la calle.

En la calle o en esos bares donde hablar era imposible y caían punteos de guitarra eléctrica sobre vasos repletos de whisky.

Hacía frío aquella noche, y el deseo buscaba el refugio en unos ojos amigos. Yo vi en los tuyos la chispa de muchas sustancias, un fulgor que se antojaba breve y mentiroso.

Pero era demasiado invierno para encontrar autenticidad debajo de tantas pieles. Cuando las quité todas, quedó sólo el llanto de una niña caprichosa, herida porque otra se había llevado su juguete.

Supongo que en el fondo sólo fui eso para ti: un juguete. O peor que eso: el muñeco que nunca lograría reemplazar al auténtico juguete. Aún así, lo pasábamos bien juntos los días que no salían encapotados por las nubes del pasado, las noches que no bajabas al bar de Melo y pinchabas varias agujas en tu piel de vudú.

Pero eras de la calle y allí tenías que volver. Lo hiciste, por suerte para todos, cuando el frío ya no arreciaba y las sábanas no mordían con su aliento helado…

de sabor amargo

Imagen
Un adiós, empapado en lágrimas ese beso que evitó los labios que murió en el aire con sabor... amargo…
Vuelvo a ser aquel que fui
recogido en el silencio, opaco,
sin querer escuchar, sin necesidad de oir

Vuelvo a ser ese que no debí
que no habla, ni mira, ni exclama,
con tintes de querer siempre huir

Vuelvo a ser aquel que sufrí
cuando la razón luchaba y no encontraba
el hueco libre por donde salir

Vuelvo a ser ese que perdí
dándole esquinazo adrede
abandonado entre bares y carmín

Aquella tarde de noviembre, fría pero caliente…. cuando por fin te descubrí… cuando tu sabor era miel era azúcar, era hiel…
cuando tu sabor no era amargo… mare@ http://al-tren.blogspot.com/

Confesión en la taberna

Imagen
“-Ana ha hecho chupe de camarones y eso no me lo pierdo-dice Santiago-. Otro día, hermano.
-Le tienes miedo a tu mujer-dice Norwin-. Uy, qué jodido estás, Zavalita”
Conversación en La Catedral, escrita en 1969 es una novela de Mario Vargas Llosa, hoy reconocida como una de sus mejores obras. Según el escritor “si tuviera que salvar del fuego una sola de las que he escrito, salvaría ésta”
“-Este trajín me ha dado sed-dice Santiago-. Ven, vamos a tomar algo. ¿Conoces algún sitio por aquí?
-Conozco el sitio donde-como dice Ambrosio- “La Catedral”, uno de pobres, no sé si le gustará.
-Si tienen cerveza helada me gustará-dice Santiago-. Vamos Ambrosio.”
La novela tiene un eje central, la conversación de Santiago Zavala con Ambrosio en “La Catedral”. A raíz de ella se intercalan otras tres historias en las que el autor describe la situación de Perú desde todos los estratos sociales bajo la dictadura del general Odría.
“-Yo almorcé, pero tú pide algo de comer-dice Santiago.
-Dos Cristales bien fresq…

La mirada de los otros

Imagen
Entonces pensé: me saco una foto con el río de fondo, sonrío y clic, miro la foto, y me veo la cara, ¿Entendés?
YO PENSE QUE ESTABA SONRIENDO, y entonces me dije: ¿Con esta cara ando por el mundo creyendo que tengo una sonrisa? Guau Franko, vas a tener que ir a disculparte con mucha gente, si si, claro que si. Perdón. FIN
http://ylounicoquetenemosesunpocodetiempo.blogspot.com/2010/11/la-mirada-de-los-otros.html

Nosotros. Nous

Imagen
Ya te encontré en esa persona del plural pero deja que mi yo se pierda para siempre en tu tú y yo con él. Somos dos entre ese pronombre en primera persona. Aunque nadando en ese plural ya nos hundimos.Entre tú y yo. ¿Necesitamos de ese tal nosotros?Entre tantos nosotros ya no cabemos en él.PUBLICADO POR LA ZARZAMORA http://eva-la-zarzamora.blogspot.com/2010/11/nosotros-nous_10.html

La bufanda de los sueños

Imagen
¿Alguna vez te has preguntado dónde fue a parar ese sueño que tanto deseabas realizar y que ahora te es indiferente? La explicación es sencilla, pero difícil de aceptar. A diferencia de su nacimiento, el motivo por el que se desvanece es ajeno a la razón o a los sentimientos. Tiene que ver con la ropa. Yo lo asimilé cuando conocí a Rocío Gaztelu.
Al nacer un sueño se revela un hilo de nuestra camiseta o jersey y se bambalea… listo para volar. Rocío no lo sabía. Simplemente le gustaba arrancarlos de las prendas de quienes apreciaba. Quería hacer algo especial con ellos.
Del ovillo hizo una bufanda. Al usarla, empezó a vivir los sueños de los demás. Experimentó aventuras insospechadas y, aunque la extasiaban, le producían tristeza. Sus propios sueños no tenían cabida. Deshizo la bufanda y devolvió las hilachas, pero ya nadie quiso perder su tiempo en asuntos improductivos.
por Rafael R. Valcárcel
http://www.nocuentos.com/cuentos/la_bufanda_de_los_suenos.html

haiku por la paz

Imagen
La paz comienza

Si la guerra acaba

otra batalla
© Angel 6/11/2010

Del Más Allá

Imagen
La Foto, de la Dehesa del Moncayo, es de Manuel Arribas. Se levantó por tercera noche consecutiva con crucifijos alrededor de su cama. Los volvió a guardar en el único armario que el Sanatorio tenía para cada enfermo de tuberculosis. No le dio mucha importancia los primeros días, pero esa mañana empezó a estar preocupada. Salió por el pasillo y se dirigió a la terraza. Se puso la manta y se sentó en la tumbona. Cerró los ojos intentando explicarse porqué tenía esos objetos en su cama. No pasaba mala noche, de hecho dormía profundamente. Cuando volvió a abrir los ojos, se dio cuenta que no había nadie más en la terraza. Ni en el comedor, ni en la cocina. Parecía que estaba sola en todo Agromonte. El viento correteaba por los pasillos vacíos y se dio cuenta que las ventanas estaban sin cristales, las paredes descorchadas y las puertas llenas de pintadas que imploraban al diablo. Se asustó y corrió hacia su habitación, pero al entrar vio que cuatro personas la miraban con terror mientras …

Aproximación al otoño

Imagen
Desde este misteriopredicadoen crecientes ocresvislumbro el desembarcode encadenadas brisas y nochesinclementes—oráculode sol declinantee incendiadas,incendiariascopasquemando en hojarascael espacio limítrofede los arcoíris—.Se empina el ascensode turbias nostalgiasy lluviosos silenciosdiluídoscomo tinta de periódicosobre la callehecha sollozo y punto de referenciapara los fantasmas

En el ipod

Imagen
…suena Nessum Dorma. Ahora parece que haga mil años que fui con Estrellita a ver Turandot al Liceu. La última vez que nos vimos (no hace ni una semana) me dijo que en Julio iremos a ver Carmen, pero seguro que acaba llevando a alguna rubia (como la última vez). Quizás vale la pena que vaya comprando entradas, si quiero realmente ir, y pasar de él… También hay una lista de reproducción que se llama Calabaza y otra que se llama Estrellita. En la primera están todas las canciones que le envié durante seis meses. En la segunda las que me envió él. Suman casi doscientas. Las que más me gustaban. Las que más le gustaban a él. Formaron parte del irnos conociendo. Después vinieron otras músicas.

¿Cómo se olvida? Lola dice que tengo que hacer limpieza dentro, que en realidad no llegarán otras personas a mi vida (y no las sentiré importantes) hasta que éste se haya ido del todo. ¿Cómo se echa a alguien de la memoria?. ¿Cómo se olvidan los recuerdos?. Y, si no pueden olvidarse ¿cómo se convive co…

JUSTINIANO 85

Imagen
El día de los difuntos
Justiniano ha ido al cementerio
para ganar algo de dinero
amenizando con sus dotes artísticas
a todos los entristecidos visitantes
pero su enorme esfuerzo
no ha sido recompensado
por esas personas tacañas y violentas
que como monos desquiciados
incluso han intentado agredirle
ya que no les ha gustado nada
que Justiniano vestido de Mariachi
y al son de una elegante guitarra
caminara entre nichos y tumbas
cantando esta bonita canción:
"AY! ¡AY! ¡AY! ¡AY!, ¡CANTA Y NO LLORES!
PORQUE CANTANDO SE ALEGRAN,
CIELITO LINDO, LOS CORAZONES".
http://torosalvaje.blogspot.com/