jueves, 4 de noviembre de 2010

Aproximación al otoño


Desde este misterio

predicado

en crecientes ocres

vislumbro el desembarco

de encadenadas brisas y noches

inclementes

—oráculo

de sol declinante

e incendiadas,

incendiarias

copas

quemando en hojarasca

el espacio limítrofe

de los arcoíris—.

Se empina el ascenso

de turbias nostalgias

y lluviosos silencios

diluídos

como tinta de periódico

sobre la calle

hecha sollozo y punto de referencia

para los fantasmas

que acuden a la cita

pálidos y montados

en bicicletas de oxígeno.

En el charco

será tu nombre

un temblor más

en el concéntrico rubor

de la imagen

—parida de claroscuros—

cuando el pie de la indiferencia

patee

—al borde de lo permisible—

y te derrames

como un coacervado

precursor

de la melancolía.

http://www.pedrosuniqueblog.com/2010/09/aproximacion-al-otono_23.html

1 comentario:

  1. Sabía que era de Pedro desde el primer verso.
    Es un poeta maravilloso y un hombre mejor aún.
    Me alegra muchísimo que lo hayas encontrado, queridísimo Ángel.
    Sois personas muy especiales y muy queridas para mí.

    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar