Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

¿ Quién escribe?

Imagen
Me pasa con cierta frecuencia,
me gusta un escrito o no, me piden que grabe o que le grabe a algún conocido que escribe como le gusta a quien me lo recomienda, escucho una lectura o al azar unas frases que quiero poder entender y busco en google el texto. Llego y me sorprende... una frase, una palabra, un giro o empiezo a leer de una persona varias entradas y no puedo creer que lo que tanto me ha gustado al empezar las primeras línea de una entrada, en la siguiente y sucesivas sean tan opuestas en todo: Expresión, desarrollo, puntuación, giros del escritor, etc. Me hace dudar que pueda, la misma persona, cambiar tanto de un escrito a otro. Escojo y copio (Ctrl C) un par de frases para colocarlas sobre el localizador de google y ¡Premio!


¿Imagináis? No son de la persona que se las adjudica.
Llevo varios años buscando sorprenderme con poemas, relatos, reflexiones, qué se yo, y eso hace que muy rápido pueda apreciar lo que realmente me hace vibrar, emocionarme, querer leer en voz alta, como…

el tenedor

Imagen
El otro día yo estaba
en la mesa de un convite
un tanto meditabundo
y otro tanto sorprendido
tratando de averiguar ,
no sin gran desconcierto,
el uso que yo debía
hacer de tanto cubierto

a la vez que me fijaba
en una hermosa vajilla
que bien pintada lucía
y a mí que soy mal pintor
admirado me tenía,
cuando un “sabio” pancista
de los que en el poder abundan,
sin que yo le preguntara,
vino a ofrecerme consejo,
con voz grave y desgarbada
me dijo sin mucho tiento:
“creo que debes saber
que en esto del buen comer
si tu quieres disfrutar
tienes que saber pinchar
además de saber cortar,
y si te pones las botas,
sin pensar en los demás,
descalzo nunca andarás”.

Ante tal atrevimiento,
iracundo y cabreado,
cogí un palo llamativo
que desechado por gordo
alguien había abandonado
en un rincón de la estancia
donde fuimos convocados
y entrándoseme por la vista
se me vino hasta la mano
y corrimos y corrimos
los dos para el mismo lado,
él delante y yo detrás...
(que cada cual imagine
el posible resultado).

Estoy harto de consejos
de pancistas…

Buenas noches, amigos y enemigos

Imagen
He estado al alcance de todos los bolsillos porque no cuesta nada mirarse para adentro. 
He estado al alcance de todas las manos que han querido tocar mi mano amigablemente. 
Pero, pobre de mí, no he estado con los presos de su propia cabeza acomodada, no he estado en los que ríen con solo media risa, los delimitadores de las primaveras. 
No he estado en los archivos ni en las papelerías y se me archiva en copias y no en originales. 
No he estado en los mercados grandes de la palabra, pero he dicho lo mío a tiempo y sonriente. 
No he estado enumerando las manchas en el sol pues sé que en una sola mancha cabe el mundo. 
He procurado ser un gran mortificado para, si mortifico, no vayan a acusarme. Aunque se dice que me sobran enemigos, todo el mundo me escucha bien quedo cuando canto. 
Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado. 
He preferido el polvo así, sencillamente, pues la palabra amor aún me suena hueco. 
He preferido un golpe así, de vez en cuando, …

Sentir es vida

Imagen
Sentir es humano, lo experimentamos pero no se puede palpar y por mas que todos intenten darle una definición siempre será inexplicable. 
No hay un solo modo de sentir, cada persona siente a su manera. A lo mejor pasamos nuestra vida descifrando cual de todas esas formas es la que nos hace feliz. Sin darnos cuenta cada día probamos tantas sensaciones, buscadas o inesperadas pero siempre aparecen. Justamente sentir te hace vivir. El mundo necesita de personas que se animen a sentir. Para saber quien es quien es esencial conocer el modo de sentir, la dificultad es entender que siente cada uno. 
Uno haría lo imposible por no sentir nada cuando todo duele sin embargo al intentarlo nos perdemos, nos olvidamos de demostrar lo que somos. Dejamos de ser y es imperdonable. Que tan vacio te volvés al no sentir, hay una gran diferencia algunos sienten otros solo se mueven. Podes dejar miles de cosas y seguís siendo vos pero cuando dejas de sentir en realidad morís lentamente. Para no ver, cerramos…

Mi primera cana

Imagen
No, en la cabeza no, desde que en los tiernos 18 me echaron 30 y pico, antes incluso, mi cabeza ha estado salpicada de pelo blanco, salpicaduras que con el tiempo evolucionaron de modo que en la actualidad, con poco más de 40, y desde hace unos cuantos años la situación se ha invertido por completo, tengo por pelo un mar de espuma blanca, con algún negro superviviente disperso por ahí.

Así que no, la sorpresa sería que aparecieran más pelos negros allá arriba.

Tampoco me ha aparecido en el resto del cuerpo. Afortunada o desafortunadamente (porque me da absolutamente igual) el resto del vello es casi íntegramente negro, con alguna salteada pero sin hacerse notar, no, allí no es.

Fui a ponerme las lentillas y allí estaba, mirándome fijamente, ¡una pestaña blanca! Lo nunca visto. En fin, voy a tener que usar rimmel más a menudo.
exseminarista

¿ Solo uno ?

Imagen
Él se llama asimismo monstruo y si te fijas bien entenderás el porqué. Yo llevo tiempo haciéndolo y cada vez estoy más segura de que la aberración forma parte de su alma. Nos conocimos en su infancia gracias a esa cualidad innata con la que la naturaleza le creó y condenó. “¡Adelante!”, alentaba siempre su madre sin darse cuenta de que si permitía que ese impulso con el que había nacido, le poseyera, todo sería escrupulosamente observado.

Recuerdo un día de calor sofocante en el que la luz se filtró por las rendijas de la persiana durante un período lo suficientemente prolongado. Llegué a experimentar tal pavor que tuve miedo de ser destruida; temí que ardiéramos. Estuvimos horas y horas comprobando como las minúsculas motas de polvo pasaban delante de nuestro ojo una a una, dejándose contemplar parsimoniosamente hasta que su mano, presa de la contracción perpetua, enviaba quejidos de dolor hacia su cerebro… A pesar de la angustia que me creaban, las persianas polvorientas eran fasci…