viernes, 25 de abril de 2014

Buenas noches, amigos y enemigos


He estado al alcance de todos los bolsillos porque no cuesta nada mirarse para adentro. 
He estado al alcance de todas las manos que han querido tocar mi mano amigablemente. 
Pero, pobre de mí, no he estado con los presos de su propia cabeza acomodada, no he estado en los que ríen con solo media risa, los delimitadores de las primaveras. 
No he estado en los archivos ni en las papelerías y se me archiva en copias y no en originales. 
No he estado en los mercados grandes de la palabra, pero he dicho lo mío a tiempo y sonriente. 
No he estado enumerando las manchas en el sol pues sé que en una sola mancha cabe el mundo. 
He procurado ser un gran mortificado para, si mortifico, no vayan a acusarme. Aunque se dice que me sobran enemigos, todo el mundo me escucha bien quedo cuando canto. 
Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado. 
He preferido el polvo así, sencillamente, pues la palabra amor aún me suena hueco. 
He preferido un golpe así, de vez en cuando, porque la inmunidad me carcome los huesos. 
Agradezco la participación de todos los que colaboraron en esta melodía. 
Se debe subrayar la importante tarea de los perseguidores de cualquier nacimiento. 
Si alguien que me oye se viera retratado, sepa que se hace con ese destino. 
Cualquier reclamación que sea sin membrete. 
Buenas noches, amigos y enemigos. 

Silvio Rodríguez "Resumen de Noticias"



No hay comentarios:

Publicar un comentario