Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Mauricio

Imagen
El traductor vive en la casa corriente, en el cuarto izquierda. Pasa las horas en el despacho, una biblioteca de madera de nogal con mucha luz y muchos, muchísimos libros. Marina tiene prohibida la entrada, pero cuando aprendió a leer la curiosidad por el universo de letras en que se refugiaba su padre cada día desde las nueve en punto hasta la una, desde las tres a las siete, comenzó a crecer hasta ser más fuerte que la niña obediente y sensata que siguió refunfuñando y augurando desgracias siempre que se sentaba en el pretil de la ventana junto al escritorio, cada vez que él salía a hacer algún recado.
El traductor es un padre joven, a ella le recuerda a Gregory Peck en "Matar a un ruiseñor", también con ese aspecto un poco cansado como de tener demasiadas responsabilidades para su edad. Usa pantalones de pana y una chaqueta de lana verde botella con coderas casi todo el año y esconde el secreto entre los pliegues de la chaqueta, tras el bolsillo de la camisa, cerca de su p…

la mesa de camilla

Imagen
Capital de provincia de la baja Andalucía: Plaza Principal, una reja que llega hasta el suelo de la calle, ventana con postigos de madera y visillos de hilo bordados con calados “Richelieu” y puntillas de ganchillo, tres mujeres que se sientan en una mesa de camilla que está junto a la ventana y ven la calle a través de los encajes.
Ninguna cumplirá ya los cincuenta pero no pierden la esperanza, nunca fueron guapas pero ya no importa, la edad redime a los feos, además son muy finas y saben comportarse en sociedad a las mil maravillas, harían feliz a cualquier marido amante del hogar, educadas para servir al hombre, tuvieron ocasión de practicar cuidando de su padre que murió a los noventa años cuando ellas ya eran casi viejas, hasta el final estuvo vigilando para que no se descarriara ninguna de las tres y pasaron su vida mirando por esa reja y pidiendo permiso hasta para comprarse unas medias. Solo una de las tres salió de casa para trabajar, el padre creyó que alguna debía de hacers…

Blues del autobús.

Imagen
Voy en el autobús, en el número cinco en dirección al Chamartín.
Son las 21.30 y parece que todos vamos de retirada, se nota en el ambiente, cabezas cabizbajas y sonrisas a medio esbozar.
Casi nadie habla por el móvil, ya es un éxito, pues a las 9 de la mañana, ayer, parece que yo era el único sin móvil:
-Ya llego, voy en el bus.
-Dejé el desayuno preparado, no sé cuanto tardaré en volver.
-Esa oferta no la podemos aceptar, es menos que lo que nos cuesta traerlo de Taiwán.
-Me parece que llegaré con retraso, he cogido el autobús y va como una tortuga. Espérame en la cafetería y ve ofreciendo alguna rebaja en nuestra tarifa, que los malagueños nos quieren coger por los mismísimos.
Así y unos cuantos tacos que por pudor no reproduzco es la mañana del bus.
La noche me hace soñar con el descanso, con la compañía de los míos, con las zapatillas, con el taco de queso y un poquito de jamón, con el vaso de leche caliente y con la mantita encima de las rodillas y la tele, que aunque no la vea u oiga, …

De los Hermanos Mayores

Imagen
Anselm Kiefer (German, 1945-)Lot's Wife, 1989 DE LOS HERMANOS MAYORES
En el colegio, los niños con hermanos mayores nombran las palabras y los números venideros con un saber heredado que les otorga cierto prestigio tan útil como peligroso. Yo fui un niño que creció tutelado por una muchedumbre de hermanos mayores. Empecé a pintar a imitación de mis hermanos, leí a Sartre y a Borges en la pequeña biblioteca ambulante de mi cuñado, y escuché a Violeta Parra en el “cassete” de mi hermana. Supe de la primavera de Praga y del mayo francés por las fotos de “Triunfo”, y leí los primeros versos en “Tragaluz” y “Poesía 70″. Se me dio por añadidura más de la mitad de lo que conozco. En el colegio me enseñaron a respetar al prójimo y a escribir al dictado las palabras de Rabindranath Tagore. Por el empeño de Miguel Ruiz del Castillo, mi profesor de dibujo, fui un niño pintor. Frecuenté las exposiciones y conocí a mis hermanos de la calle: Lola Boloix, Carlos Cano, Pepe Heredia, Emilio de San…

Dale café, mucho café.

Imagen
Sus captores, ocultos detrás de gafas oscuras, presenciaron el abrazo hieráticos y en silencio. Cumplían órdenes. Luís le prometió que todo se aclararía, que lo soltarían si no existía ninguna denuncia en su contra. —Federico, tú no has hecho nada malo —le decía mientras por dentro lamentaba que no hubiese hecho caso al embajador de México. El coche negro se alejó con presteza de aquel sitio. En el trayecto hacia La Colonia, Federico, con mirada perdida y pensamientos asustados se repetía: "¡qué error! ¡qué inmenso error!". A solas Luis pensaba: “¡Pobre Federico! ¡Ni Dios te salva!” En un sucio y desordenado despacho del Gobierno Civil, José Valdés Guzmán, su ocupante, hablaba por teléfono:—Ya lo tenemos. Ha sido fácil. Muy fácil. El pájaro se refugió en casa de Luis... ¡No hay problema Luís es de los nuestros! —A sus órdenes. ¡Le daremos café, mucho café! ¡No esperaremos a que amanezca! En el patio de La Colonia se hacinaban cientos de hombres. Unos dormitaban mientras los otros …

Casco o Cangalla

Imagen
“Que no sabemos lo que nos pasa: eso es lo que nos pasa."
Ortega y Gasset.


Yo si se lo que me pasa.
Me pasa que no me pasa nada.
Mi vida es un continuo continuar.
Es un paso tras de otro sin llegar a ninguna parte.
En la tienda atiendo lo mejor que se, y no sé porqué lo estoy haciendo. Los clientes siempre tienen la razón, la razón no me acompaña.
Cada día que pasa presiento que algo va a pasar, pero no pasa.
La cajera me advirtió el otro día: Tomás no tomes mas billetes de doscientos sin que yo los controle, que hay una banda de rumanos que está introduciendo billetes falsos en Granada, y digo yo, ¿porqué va a entrar un rumano en una tienda de venta al por menor de talabarterías y artículos de cuero?
©Angel 25/04/2010
Imagen: casco o cangalla

Igualito que tu abuelo

Imagen
Lola me volvía loco cada vez que la veía pasar por mi calle con su falda vaporosa y su camiseta ajustada. Pero nunca me atreví a decirle nada. Temía quemarme con el fuego de su mirada. Mi timidez reprimía cualquier intento de acercarme a ella… Mi timidez y también mi madre, que me daba un golpe en el cogote cada vez que me sorprendía mirándola.

-Hijo, esa chica no te conviene. Más te vale fijarte en otra, porque ésa tiene demasiada experiencia para ti.

Es cierto que cada vez que la veía iba acompañada por un chico diferente y los comentarios sobre ella en el pueblo eran muy explícitos. A mí no me importaba; al contrario, me gustaban su alegría, sus ganas de disfrutar la vida, su libertad… por eso no podía evitarlo y mis ojos se escapaban tras ella siempre que me la cruzaba.

Tardé años en atreverme. Bueno, para ser sincero, Lola se atrevió y yo sólo me dejé llevar por su pasión. Era tanto lo que me daba, que me enamoré perdidamente de ella. Mi madre se llevó un gran disgusto cuando me vio…

La Humanidad creada ( LHC )

Imagen
Di Lazzer mussic

El Comienzo del Fín es sólo el Comienzo

Ya no recuerdo como empezó todo.
Ya no recuerdo como acabó todo.
Ya no queda tiempo para nadie.
Surgirá un nuevo comienzo
... de la nada...
“ LALI ”



21 de octubre de 2012, 7.43 a.m. LHC - CERN
( Frontera Franco-Suiza, alrededores de Ginebra )

Los restos de comida esparcidos por el suelo no eran demasiado abundantes. A pesar de que la gran mayoría de los empleados hacían turnos continuados de cuarenta y ocho ó setenta y dos horas semanales, eran bastante cuidadosos con los desperdicios de sus desayunos, almuerzos y cenas. Las humedades estaban bastante controladas y las manchas de grasa eran recientes y fáciles de quitar, gracias en parte a esos productos tan caros y específicos que el Jefe de Personal proporcionaba sin miramientos al principio de cada mes. Ciertamente había más grasa en la comida basura, que cada día llenaba los estómagos de los trabajadores, que en los muebles, máquinas y aparatos de alta tecnología que lucían resplan…

Latidos del Corazón

Imagen
Tus palabras son como versos que me embriagan, que se adentran en mis entrañas y entre sueños las siento dentro de mi alma. Cada minuto que paso a tu lado es un diluvio de estrellas que invaden mis sueños y entre ellos te siento cada vez más cercano. Acuno mis letras que entre esencias de sentimientos van enviadas a tu centro, a tu destino, a tu entrega. Suaves melodías evoca mi corazón entre latido y latido como una caricia suave te adentraste en mi interior, entre pétalos y aromas de sueños en una noche embrujada caí en tus redes y te sentí y me entregué y la noche con su embrujo se adentró en nosotros y dejo una huella que ni el tiempo, ni siquiera las distancias podrán hacer que ese instante sea borrado, pues se ha hecho perpetuo en nuestra alma.
Yemaya
http://yemaya-diosadelmar.blogspot.com/

La vida es como un tablero de ajedrez

Imagen
Dijo el sabio:
La vida es un tablero de ajedrez
de noches, y días
donde Dios con hombres como piezas juega
mueve aquí y allí
da Jaque Mate
y mata
Y pieza por pieza
vuelve a ponerlos en la caja
Posee un destino para la pieza, para el jugador
y para Dios
el destino va a cumplirse.
La partida empieza y termina
Por Akane
http://aine8.blogspot.com/2010/04/la-vida-es-como-un-tablero-de-ajedrez.html

En muchas ocasiones.....

Imagen
Autor imagen: Klee
En muchas ocasiones la ficción supera a la realidad. A veces, lo hace sobrepasando lo verdaderamente idílico; pero otras, cuando tú piensas mal de algo, te preocupa ese algo, también puede resultar que sea mucho más aún de lo que tú imaginaste. Es entonces cuando uno se siente tonto, inocente…
Sakkarah
http://sakkarah-1.blogspot.com/

Banco de Bilbao

Imagen
ABC ( Sevilla) 5/02/1969 Me reconforta este café que me estoy tomando, hacía tanto que no tenía tiempo para meditar que estar toda una tarde en este establecimiento me ha venido que ni pintado para poner en orden mi vida, si, mi vida, porque aunque sólo tenga 40 años ya cumplidos, tengo un largo trecho ya vivido.
Recuerdo como si fuese ayer el día que dejé los estudios de farmacia para dedicarme a la calle, a pateármela de aquí para allá encontrando clientes para aquella rara máquina de coser, trenzar y bordar que, decían mis jefes que dijera , liberaría a la mujer de yugo familiar y la haría económicamente libre y no dependiente.
Los recibos mensuales, para pagarla, los pasábamos por una cuenta del Banco de Bilbao.
El Banco de Bilbao fue el primero que “creyó” en la mujer y les dejaba abrir una cuenta sin el permiso del marido, qué progreso, Dios,¡ España a la altura de los países transpirenaicos!


(c)Angel 19.04.2010

la hora de los sueños

Imagen
El sueño advierte del transcurrir de nuestra vida,
si debemos acelerar o no el ritmo,
del inicio o deseo de una nueva etapa en nuestra vida
y con ello del comienzo
de nuestras últimas oportunidades,
de cambios, de despedidas,
de esperanzas, de ...
Necesitamos dormir
para que nuestro cuerpo
funcione lo mejor posible
y soñar para que nuestra mente
libere las emociones acumuladas.
Se dice que a través de nuestros sueños
podemos conocernos mejor,
descubrir nuestros miedos,
nuestros deseos y nuestras esperanzas.
Realmente
¿los sueños pueden ser
presagios reales en algunas ocasiones?
¡Quien sabe!
Si es cierto que cuando
no estamos anímicamente bien
esto se manifiesta a la hora del sueño,
pesadillas, angustias, inquietud,... asoman a ese instante.
Podríamos decir que mientras soñamos todos nos convertimos en actores.
¿Actores? Si, porque representamos el mundo que nos rodea o aquel que desearamos,
utilizamos sentimientos, sensaciones, emociones, deseos, anhelos, esperanzas, palabras,
imágenes de situaciones que vivimo…

Caminante sobre mar de niebla

Imagen
Caspar Friedrich 1817
Una bruma espesa en el alma
Cada paso, una losa hollada
Insegura.

Pisas de nuevo,el horizonte se pierde
Rocas ancestrales,
contemplas

Todo es incierto.
Avanzas hacia el infinito
Sin saber si la siguiente será
La última.-

Francisca B.-
http://froiliuba.blogspot.com/2010/04/caminante-sobre-mar-de-niebla.html

Juego de palabras

Imagen
DE MANÁ A MANZANO...
Teresa Cameselle
En el autobús que la llevaba de vuelta a casa había un bebé mamando, sus pequeños dedos agarrados con afán al pecho generoso de su madre, una gitana morena de gesto feo y carnes desbordadas que apenas prestaba atención al chiquillo, envuelto en un sucio mantón.
Una maniobra brusca la lanzó contra la ventana, donde se aferró sobresaltada a la barra metálica, enganchándose la manga del suéter en un tornillo flojo; del radiador, a la altura de sus pies, salía un aire viciado y abrasador.
A su lado, un pasajero aprovechaba para manosear a una joven, que se lo quitó de encima de un manotazo.
Pasado el espectáculo, descanso la cabeza contra la manija de la ventana, la sentía pesada, como si sus sesos se hubieran convertido en puré de guisantes, puré muy espeso, con grumos, que se movía con lentitud reaccionando a los bandazos del vehículo, que la mangoneaban como a un maniquí de escaparate.
Al bajar a la acera, en su parada, se detuvo a contemplar una fuente …

Manicomio 1

Imagen
Cuentos para leer a oscuras. Anaya En el manicomio
apagan las luces
a las doce de la noche
y a partir de entonces
todos los locos
abren los libros
y se ponen a leer.

Toro Salvaje
http://torosalvaje.blogspot.com/

Vinilos

Imagen
Entre el montón de enredos que dejaste en el garaje, encontré un disco de vinilo con una frase escrita en tinta verde.
Fue hace una semana. Estaba sentada en el suelo, con un par de cajas de madera a mi lado en las que pensaba ir guardando todo lo que tuviera algún valor.
Me refiero a valor sentimental, ya sabes.
Había preparado una bolsa de plástico grande, de las que usan las comunidades de vecinos o los restaurantes para echar la basura, porque sabía que iba a necesitarla, soy más de tirar que de guardar. No me equivoqué, estaba ya casi llena con facturas de artilugios que no recuerdo haber visto, manuales de instrucciones, programas de obras de teatro, folletos de publicidad, postales antiguas, convocatorias de reuniones de vecinos, menús de restaurantes, billetes de tren, décimos de lotería.
Alcé la vista y observé la última balda de la estantería. Allí había cosas que pesaban demasiado. Subí tres peldaños de la escalera metálica para alcanzar una maleta vieja. La bajé con cuidado, p…

Vamos en el autobús.

Imagen
Patronato de Turismo. Cabildo de Tenerife

Vamos en el autobús, camino del hotel.
Qué bonito paisaje nos dejan ver las nubes bajas alrededor del Teide: parece que vamos en una avioneta planeando sobre el valle. Atrás han quedado Granada y sus fríos de primavera, que en primavera también hiela y si no que se lo digan a los de La Vega, que han visto una y mil veces arruinarse sus cosechas de cítricos.
Ahora que lo pienso: el guía del grupo nos ha dicho que él se encarga de todo y yo, la verdad, es que ni idea tengo de cómo ha sacado las maletas de la cinta de desembarque sólo con los tickets que nos dieron en el mostrador. Bueno, él sabrá, que para eso se dedica a acompañar a estos grupos del IMSERSO desde hace años.
Está bien esto de poder pasar unos días en Tenerife por cuatro euros (es un decir, pues son 259 leuros por persona, como diría mi admirado Carlos Herrera).
Ruper, que así se llama el tipo, nos ha prometido que nos lo vamos a pasar pipa y que alguno de los que vienen “separa…

Manantiales

Imagen
Luis Monje (2004)
Pero, dime Teodoro,
¿no es cierto que el amor surge de la manera más inesperada?
¿no ocurre que sonrisas amables procuran, más pronto que tarde, risas compartidas?
Y dime: ¿no son las risas un alimento para el alma? ¿no son las muestras de la alegría?
Y, acaso, ¿no queremos estar junto al que nos alegra el alma?
¿no sentimos su hueco cuando no está con nosotros?
- Sí, así es, sin duda. Pero no veo tan claro como tú lo ves de qué manera la alegría compartida puede llevar al amor.
¿Crees tú que ambos movimientos del alma son de la misma esencia?
¿Qué no pueden existir el uno sin la otra?
¿O qué quizá no pueda existir la otra sin el uno?
- Querido amigo, yo tan solo creo que el amor es como manantial, y que brota de la piedra cuando el agua encerrada en ella pugna por ver la luz.
Solo quiero, con tu ayuda, y si lo tienes a bien, desvelar el gran misterio que hay en ello, de cómo la suave y delicada agua es capaz de romper la aparente dureza de la roca.
¿No ves una mano divina en ell…

Patearé tu tumba

Imagen
Póster de Boris Vian

La música se fundía con el humo de tabaco, el sudor y el aroma de aguardiente. Acabó el concierto. Después de sacar brillo a su vieja trompeta, la guardó en un desvencijado estuche, quizá de mayor solera que el instrumento. Denise tocaba en aquel "théâtre de chanson" que, nada más acabar la guerra, el público con ayuda de los soldados había reconvertido en un club de jazz al que rebautizaron como “Jazz Tabou”. Tenían intención de atraer a los que salían de cenar de "Les deux magots", en la plaza de Saint-Germain-des-Prés. Era un buen músico que había podido salir de la miseria gracias a su carisma. No tenía especial simpatía por las cancioncillas nacionales aunque los críticos musicales tampoco la tenían por él. Salió del local en compañía de Lou, el enorme saxofonista negro de su banda. El calor del local contrastaba con el frío de la calle de un mes de noviembre. El aliento se condesaba y formaba figuras que a la luz de las farolas parecían en…

Vente al infierno

Imagen
http://www.creamriders.com/noticias/wp-content/uploads/2010/03/harapos.jpg

Disculpad, damisela,
Que me marche y os deje.
Bajaré por aquestos escalones
al infierno, descendiendo por la caracola.

¡Esperadme azufre y ratones!

Me despido y os dejo
con el vuelo perpetuo
del inmenso azulejo
y tu cabello de espumosas telas.

Recogeos la falda y el pelo
mientras me arreglo el corbatín
Y el traje me lo quito.
También quedome con el sombrero
lleno de versos.

Disculpad, damisela
¿Queréis un ultimo baile
y dejar en lo oscuro nuestra estela?...
Ya que insistes: vuelvo de donde salí.

Pero antes de encender una vela
en las altas tumbas de las iglesias,
respiro por vez ultima tu aire
y saboreo la hierba bajo mis pies...
Antes! antes de dormir en ascuas.

Disculpad, damisela,
que vomite tus sandalias.

Disculpad, todas las lunas ebrias,
todas mis palabras en la basura,
mientras dormía junto a ella
y no contigo.

Me arrodillo a recoger la ternura
la poca que saqué de mis bolsillos.
Empaco todo. Te dejo la memoria sola.
Disculpad, damisela…

Felicidades

Imagen
Con la primera raya pasó autentico miedo, le temblaba la mano y apenas si la hizo en condiciones. Pero estaba harta de que le faltaran el respeto simplemente porque era casi una niña y les resultaba atractiva, estaba segura de que a partir de esa primera raya se sentiría mejor.
Después vino la segunda y esa fue más fácil y todavía mejor la tercera y las siguientes, que fueron muchas, y que se sucedieron sin ningún remordimiento y con mucha soltura.
Y empezó a sentirse cada vez mejor disfrutando con las rayitas.
Desde hacía tiempo no soportaba que los hombres le dijeran cosas groseras por la calle, algunos se pasaban con las niñas que empezaban a hacer uso de las libertades que los nuevos tiempos traían.
Poco a poco los aires de aquel mes de mayo del país vecino estaban llegando a las tierras del sur y sin que nadie se diera cuenta se iban colando en las casas camuflados entre los rayos de un sol de primavera que entraba por las ventanas y balcones abiertos de par en par después de muchos…

Zapatos gastados

Imagen
El coche era nuevo y destacaba en aquella calle de casas de planta baja y sin asfaltar.
Juana salió como de costumbre a despedirle.

Sabía que se arriesgaba a miradas indiscretas.
Se tranquilizó, pues con el niño delante, nadie pensaría mal de la visita a esas horas de la mañana, cuando el marido estaría ocupado bebiendo en el bar.
Se miraron.
Gabriel miró los zapatos de la criatura.
La suela estaba muy gastada y casi no tenían charol.
Se dieron sendos besos en las mejillas.
Él pensó que en la próxima cita le regalaría unos.
Ya verían como justificárselo al celoso marido.
Eran primos y seguramente podría aceptarlo como un presente y no como un acto de caridad.
—Tengo que cambiarle los zapatos pero hasta el viernes no cobro —murmuró ella sin dejar de mirar el elegante traje que vestía él.
—Pero los tuyos están también muy gastados —respondió él.
—Pues hasta dentro de dos meses... ¡Ya ves!
Volvieron a abrazarse mientras ella musitaba algo ininteligible. Se separaron de nuevo como con dificultad.
—¿Qué …

Mi primera vez

Imagen
http://www.fotomaf.com/
Estoy en la más completa soledad, se acaban de apagar las luces y, se supone, hay que dormirse, pero no puedo, un montón de recuerdos me vienen a la mente. Las paredes de esta habitación del módulo tres, la tres trece, tiene guasa el nombre, me parecen cada vez mas oblicuas, aunque vistas desde el camastro, le dan una profundidad que en los casi doce meses que llevo aquí, nunca había percibido.
Me viene a la mente ahora, vaya usted a saber porqué,mi primera vez. Hace ya..¿Serán veinte años?
Recuerdo que me puse una sudadera a la última, con la lengua de los Rollings impresa en relieve, estaba impecable y la había “cogido” en Galerías, ahora El Corte Inglés, y era de lo más molona. Los pantalones pitillo y unas zapatillas New Balance, negras, de baloncesto, como las de la NBA, recién llegadas de Nueva York….vamos que iba hecho un pincel, que diría un castizo de los de Carabanchel, allí los módulos están ya cerrados, era un establecimiento que imprimía carácter,…

Almas

Imagen
http://mil-lunas-mil-mares.blogspot.com/ "Desgraciado quien no haya amado más que cuerpos, formas y apariencias. La muerte le arrebatará todo.
Procurad amar las Almas y un día las volveréis a encontrar."
Víctor Hugo
Tu que opinas?. Yo no puedo evitar el mirar las estrellas, abrazar la inmensidad de la noche y sentir mi alma, mi ser . Proceso que alimenta todas las estrellas del universo, gravedad que me mantiene aquí, fuerza que me impulsa... Mel
http://mel-misfantasias.blogspot.com/2010/02/desgraciado-quien-no-haya-amado-mas-que.html

Suspiro

Imagen
http://1.bp.blogspot.com/_E0YEPnv73Xg/S7PEd8z8TFI/AAAAAAAAAxU/at-KsWbEynU/s1600/599533471_img.jpg

Si en el murmullo
que habita el suspiro
late tu sonrisa,
el verso,
será la ofrenda
y el poema.

Publicado por Merce
http://coloresypalabras.blogspot.com/2010/03/suspiro.html

El vendededor de seguros.

Imagen
Miguel estaba sentado frente al ventanal, la luz instalada plenamente en el escritorio de su flamante despacho de director regional de la multinacional de Seguros Axa, en el edificio más alto de Sevilla, el piso más alto. Era como si tocara el cielo, su cielo, con las manos: había llegado a lo más alto, pensaba. Además, su ropa le otorgaba ese estatus, según las modas del momento: camisa con doble puño, gemelos con bolas de golf anudadas con un fino hilo, corbata de Loewe, sin tirantes eso sí, porque a eso se había negado con rotundidad; el pantalón como recién planchado, de Boss, y la chaqueta, no recordaba la marca, colgada en su ropero pero con un dibujo a juego con la corbata,¿ o era al revés : la corbata escogida a juego con la chaqueta?
Ya ni se acordaba de los comienzos, de ese ir vendiendo seguros por esos pueblos de Dios.
Mirando el ventanal, le vino la imagen, como un flash, y hacía más de 40 años que había sucedido.
Recordó aquellos viejos tiempos en los que solía viajar …

Siendo ninguna, ni otra

Imagen
Trueno. Dibujo Ina A este otro lado de la sombra las muchas no percibidas se lanzaron confundiéndose en un solo trueno.

Ellas tan insólitas al coraje entretenidas en otro idioma entre los sonidos que laten. Sin conciencia intelectual para olvidarse de todo. Jugando con las palabras sin dolor, ni cabeza. Fuera de las nubes blancas hoy sin descensos. Siendo ninguna, ni otra desheredada de ausencias o fugas. Volviendo a un tiempo donde la sombra no es sombra ni tímido reflejo

Publicado por Zoe
http://encuantosearregleeldia.blogspot.com/2010/03/siendo-ninguna-ni-otra.html

La muerte de Verónica

Imagen
http://defecito.com/wp-content/uploads/marissasaavedra.jpg
La primera vez que la vi, estaba ejecutando su número en aquel antro llamado “Deseos”.
El ambiente estaba cargado, flotaba en el aire humo de cigarro y puros, y olía a sudor rancio. Pero allí estaba ella, iluminada bajo los focos morados, vestida para matar.
En cuanto entré, sus ojos se desviaron hacia mí, supongo que destacaba por mi traje impecable y mi gabardina gris entre tanto hombre que contemplaba cómo movía su trasero, babeando.
Así que al acabar su baile erótico bajó del escenario por unas escaleras laterales hasta el lugar de la barra en el que yo tomaba mi whisky.
— No te conozco. Nunca has pisado por aquí antes. ¿Quién eres? – me inquirió.
— Señorita, aquí las preguntas las hago yo. Soy el detective Ernesto Gómez.
Ella se ruborizó, no estaba acostumbrada a que la llamaran señorita, pero el cariz formal de mis palabras no borró su sonrisa pícara.
— Has venido por la desaparición de Verónica, ¿verdad?
— Por su muerte, para se…

Esperanza de Futuro

Imagen
http://4.bp.blogspot.com/_5zOL_1to-Fc/S7Tz_y-C7iI/AAAAAAAAAK8/HXaAar_boNs/s1600/Amiguitas.jpg
Me gustaría saber expresar todo lo que he ido almacenando en mi interior,
lo que he podido sentir junto a ti, incluso en la distancia,
te sentía, sí, en la distancia también.
La aurora me sonreía cada mañana porque te vivía en mí.
Fuiste la primavera en mi jardín, ese bello pensamiento, ese caudal de alegría,.. de agua clara y cristalina.
Nuestras biografías no se separan aún.
Porque reflejan nuestros pensamientos, nuestras almas, y eso, todavía se mantienen unidos.
No libraré una última batalla, porque nuestra cruzada se llama FUTURO, e intuyo que tenemos muchas páginas en blanco en las que plasmar nuestra unión.
Nuestra euforia ahora se ha volatilizado, pero nuestras esperanzas no están vacías, pues sabemos que la fuerza del corazón lo puede todo.

Latrís
http://latristemelancolia.blogspot.com/2010/03/esperanza-de-futuro.html

Cain el primer asesino

Imagen
NOVELLI, Pietro -Cain and Abel-Galleria Nazionale d'Arte Antica, Rome
El mito de Caín es uno de los más conocidos en el mundo entero, fue el asesino de su hermano Abel y por ello maldecido por Dios y expulsado a la tierra de Nod.
Pero surge esta pregunta: ¿Mato Caín a Abel realmente por celos?
Para responder a ello, les tengo una parte de un libro apócrifo, conocido como el Libro de Caín o el Libro de Nod.
“Y estábamos ante el altar, mi hermano y yo.
Yo el primogénito, que labre la tierra y vi dar sus frutos.
Él el duogénito, que cuido de los animales y los vio crecer.
Entonces nuestro Padre vino a nosotros y nos hablo.
Dijo que debíamos dar una ofrenda, un sacrificio a Dios nuestro señor
Ambos trajimos nuestras mejores ofrendas.
Abel trajo a su más tierno cordero.
Yo traje los mejores frutos de la tierra.
Abel derramo la sangre del cordero sobre el altar y lo quemo.
Y el humo olió dulce, pues Dios acepto el sacrificio.
Mas yo queme mis mejores cosechas pero el humo era amargo y asfixiante.
Dios…