jueves, 29 de septiembre de 2011

Incidente en el desierto




Una mañana, en el desierto del Sáhara, iban un hombre, el hijo y un perro en una camioneta.
De pronto la camioneta reduce su marcha y se detiene.
Descienden los tres y el hombre se pone a revisar el motor.
De improviso se les acercan dos camellos y uno de ellos le dice:
"Me parece que la bomba de agua está perdiendo...le tienes que poner pasta de juntas o mejor cambiar la bomba..." ¿Nos puedes llevar hasta Argel?...
Al ver que el camello hablaba, aterrados los tres, el hombre, el hijo y el perro, salieron corriendo raudamente.
Cuando ya habían recorrido casi un kilómetro por las arenas, se detienen y casi sin aliento, el perro le dice al hombre:
"Puta madre, ese camello hijo de puta sí que nos asustó..."

2 comentarios:

  1. Gracias Angel!!
    el perro y yo te le agradecemos... ;-)

    abrazo

    ResponderEliminar
  2. Por nada, Lucrecia, es siempre un placer tenerte por estos lares.
    Al perro, si quieres, le he buscado un puesto de profe ( 20 horas lectivas) en el instituto Ramiro de Maeztu, de Madrid.
    Mil besos desde el Sur

    ResponderEliminar