Incidente en el desierto




Una mañana, en el desierto del Sáhara, iban un hombre, el hijo y un perro en una camioneta.
De pronto la camioneta reduce su marcha y se detiene.
Descienden los tres y el hombre se pone a revisar el motor.
De improviso se les acercan dos camellos y uno de ellos le dice:
"Me parece que la bomba de agua está perdiendo...le tienes que poner pasta de juntas o mejor cambiar la bomba..." ¿Nos puedes llevar hasta Argel?...
Al ver que el camello hablaba, aterrados los tres, el hombre, el hijo y el perro, salieron corriendo raudamente.
Cuando ya habían recorrido casi un kilómetro por las arenas, se detienen y casi sin aliento, el perro le dice al hombre:
"Puta madre, ese camello hijo de puta sí que nos asustó..."

Comentarios

  1. Gracias Angel!!
    el perro y yo te le agradecemos... ;-)

    abrazo

    ResponderEliminar
  2. Por nada, Lucrecia, es siempre un placer tenerte por estos lares.
    Al perro, si quieres, le he buscado un puesto de profe ( 20 horas lectivas) en el instituto Ramiro de Maeztu, de Madrid.
    Mil besos desde el Sur

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Haikus de Muerte

Ozark

La Mantis (Netflix)