viernes, 3 de octubre de 2014

la piel a tiras


Hoy quise contarte amiga...
que estoy mudando de piel,
que seca y a jirones se deshace,
que no es la primera vez.

Hoy quise contarte...
que las ausencias me alivian,
que no hay fantasmas...
y no, no es la primera vez.

Que es necesario perderse mil veces
para encontrarse otras mil.
Que vuelvo a verme y a abrazarme.

Que aunque la piel se caiga a tiras
la carne viva se curte ya no se ulcera.

Que la dignidad es un tesoro.

Que me cansé de liturgias y memeces,
de máscaras y porfías,
de corralones y mentiras.
De desesperados y Mesías.
De fanáticos y bobos.

De ingratos que arrancan la piel para ver el hueso desnudo.

Que ya me desnudé muchas veces.
(Y volveré a hacerlo...
...cuando me plazca.)

Y que sólo callaré cuando el silencio sume
más que cualquier palabra en vano,
paz frente a los sordos,
frente a paredes huecas que repiten ecos.

No te cuento todo amiga, te sé cansada.

Aún quedan muchos capítulos y muchos mares que surcar.

Océano mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario