Detachment >>> Indiferencia >>> El Profesor


 Tony Kaye dejó huella en mí hace años cuando viera por primera vez American History X convirtiéndose en una de las películas que más me habían impactado y emocionado en mi vida.


Con anterioridad me habían recomendado El profesor, segunda y última película del director que no ha seguido dirigiendo y ha dejado proyectos y películas paradas y pendientes de estreno. El tiempo pasaba, pero seguía sin llamarme la atención hasta que decidí tirar de mi lista de películas pendientes recomendadas y me ha resultado una joya, una cinta desoladora, desgarradora, emocionante e impactante. Una película difícil de olvidar, dura, triste y ante todo realista.


La podrán tachar de exagerada o manipuladora pero el personaje de Adrien Brody logra tocarte el corazón, su forma apática con los demás hacen ver la reacción del profesorado y alumnado, personalidades distintas que reflejan como hay profesores que le resultan indiferentes sus alumnos y como otros se ganan el pan de cada día para ver un progreso inexistente en algunos antisociales.


Muchos temas se tratan en la película, una narración casi poética por parte de Brody y unos zooms típicos de Kaye para enfatizar los sentimientos de cada personaje que acaban reflejando en su portentosa fotografía que hay mucho sufrimiento en personas aparentemente felices. He sufrido bastante con la cinta, pienso que debería ser de visionado obligatorio en las escuelas e institutos, poco conocida y reconocida para lo que es. No contará nada nuevo pero su forma de contarlo es la clave. Maravillosa.


Tony Kaye, uno de mis directores favoritos por la franqueza y dureza con que cuenta sus historias, nos presenta a través de “El profesor” la triste realidad del sistema educativo en Estados Unidos y que, lamentablemente, puede aplicarse a varios países del mundo. “Detachment”, nombre original del film, en español significa indiferencia y ese nombre le cabe perfecto a la situación relatada por Kaye. Lo que rodea y habita en esa escuela es la indiferencia de todos, de los estudiantes por aprender, de los padres por el futuro de sus hijos, de los funcionarios educativos por mejorar el sistema escolar. Los únicos que luchan a diario por cambiar la realidad son el cuerpo de docentes que poco a poco se va cayendo a pedazos.


De todos los docentes de esa escuela la historia se centra en Henry Bathes (Adrien Brody), un profesor sustituto que no quiere convertirse en titular y va de instituto en instituto sin entablar relación con ningún estudiante pese a su innata capacidad para crear lazos y llegar a ellos. Henry está totalmente desencantado con la vida, sumido en una profunda tristeza tras el suicidio de su madre y sufriendo día a día por su abuelo que en estado senil transita sus últimos días en un asilo.
 
Henry pasa gran parte de sus noches caminando por la ciudad y en una de esas madrugadas de insomnio conoce a Erika, una joven prostituta con la que comienza a entablar una gran amistad que lo acompaña y fortalece en su pesar.





"Detachment” es un film que me ha encantado a pesar de la tristeza que me ha dejado, una mirada real, dura, fuerte y algo pesimista de la triste actualidad del sistema educativo.
La dirección de Kaye es más que correcta mostrando las distintas aristas que componen un instituto y la lucha diaria de los docentes, y Adrien Brody está extraordinario en una actuación tan humana como inolvidable, valiéndose por momentos solo de gestos y miradas para demostrar su desazón.


Él es el alma de la historia llevando los hilos de la misma como solo los grandes actores pueden hacerlo, incompresible que ni siquiera haya sido nominado al Oscar.
fermillo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Haikus de Muerte

La Mantis (Netflix)

Como decíamos ayer....