sábado, 12 de julio de 2014

Tai Chi


Originalmente de China, el Tai Chi es un arte marcial interno para la lucha cuerpo a cuerpo, ya sea armada o desarmada. En tiempos más recientes se lo considera cada vez más como una práctica físico-espiritual, que por una parte sería muy provechosa para la salud, mientras que por otra constituye una técnica de meditación (meditación en movimiento). Frente a estos puntos de vista, su aspecto de arte marcial va perdiendo importancia hasta a veces desaparecer totalmente.

En los diferentes estilos y escuelas se practican diferentes ejercicios básicos tales como movimientos individuales, ejercicios de postura y de respiración, así como de meditación. Estos sirven al aprendizaje de los principios del tai chi chuan, para soltar las articulaciones, relajar el cuerpo entero y modificar poco a poco la postura con el fin de evitar sobrecargas inconvenientes de las articulaciones. Para ello con frecuencia se utilizan ejercicios de los sistemas del chi kung.

El arte marcial tradicional chino Tai Chi resulta beneficioso para la salud al aumentar las cifras de un importante tipo de célula, como se vio en un estudio publicado en 'Cell Transplantation'.

En este estudio se analizó a tres grupos de jóvenes para descubrir los beneficios de esta práctica, en comparación a caminar a paso ligero o no realizar ningún ejercicio. El grupo que practicó Tai Chi tuvo un aumento en las células CD34 (+), una célula madre relevante para un número de funciones y estructuras del cuerpo.

Para evaluar el potencial efecto del Tai Chi en alargar la vida, se realizó un estudio de un año, transversal, retrospectivo, comparando el rejuvenecimiento y los efectos anti envejecimiento entre los tres grupos de voluntarios menores de 25 años que realizaron Tai Chi, caminaron a paso ligero o no hicieron ningún ejercicio.

"Hemos utilizado a jóvenes voluntarios porque tienen mejores habilidades para la renovación de células que la población mayor y también quisimos evitar que tuvieran factores que pudieran interferir, como enfermedades crónicas o ingesta de medicamentos".

No te cortes, la playa es un buen lugar para empezar

Se confirma que el Tai Chi tiene beneficios en pacientes con Parkinson entre leve y moderado y fribromialgia. Además, señalan posibles ventajas de este deporte chino en la reducción del dolor, prevención de caídas y mejora del equilibrio, la capacidad aeróbica, la presión sanguínea, la calidad de vida y la reducción del estrés.

En comparación con el grupo que no practicó ejercicio y con el que caminó a paso ligero, las personas que hicieron Tai Chi presentaban un número significativamente mayor de células CD 34 +. Estas células CD 34 + expresan la proteína CD 34 y son "marcadores de grupo" de las células madre hematopoyéticas (las de la sangre) que participan en la auto renovación celular, la diferenciación y la proliferación.

"Es posible que el Tai Chi pueda inducir la vasodilatación y aumentar el flujo de sangre -afirma Lin-. Teniendo en cuenta que caminar a paso ligero puede requerir un espacio más grande o más gente, el Tai Chi parece ser una opción más fácil y más conveniente de ejercicio anti envejecimiento".

No hay comentarios:

Publicar un comentario