miércoles, 26 de mayo de 2010

Ciego y Mudo


El vértigo del eros - Matta
He codiciado acercarme hasta ti, por más que te presintiera intacta y lejana como un lucero. Más allá del misterio que envuelve esta noche, he intentado rescatar tu imagen de diosa griega, colmada de sensuales y vaporosas armonías. Te he querido respirar, como se inhala la esencia espirituosa de una copa de malvasía. Tal como la tierra seca y cuarteada implora una nube cargada de promisorios augurios, yo febrilmente te he deseado en silencio. He ansiado allegarme a tu lado, a pesar de las tinieblas, para sentir que existes, para saberte viva, acuciado por la necesidad de retener el frágil bramante que me une a ti, mi amor, mi más bello sueño...
Pero he vuelto sobre mis pasos, sin atreverme siquiera a mirarte... porque tus ojos me dejan ciego, me dejan mudo tus labios.
Dédalus

4 comentarios:

  1. Fantástico cuadro y dulce micro de amor.
    Gracias por acercanos, como siempre.
    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias, Ángel. Un placer... y un honor.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno y bello seria ser la inspiracion de ese texto y de esos sentires.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta,cada vez que lo leo pienso ...que bueno seria ser la dueña de esas sensaciones...

    ResponderEliminar