lunes, 10 de mayo de 2010

Paseando mi sombra


Iba paseando por el borde del mar, por la orilla, en el rebalaje de la Playa de Poniente.
De repente observé que el Sol estaba dibujando mi sombra en el agua-arena, con la que empecé a conversar, ¿conversar?
-Hace mil años que no hablamos, que no nos hablamos sinceramente, me dijo.
-Yo nunca te he ocultado nada, siempre has sido cómplice de mis actos, siempre hemos ido unidas, al unísono, sin fisuras, no sé francamente de qué te quejas.
-En lo más recóndito de tu corazón has guardado sentimientos que no has compartido, acciones que has emprendido sin siquiera consultarme, que has decidido tú solita y así te ha ido. Ahora estáa sola, más sola que la una, que se dice por aquí.
He de confesar que estas últimas palabras me hicieron reflexionar sobre la levedad del ser, sobre lo frágil que es la voluntad humana, sobre el difícil equilibrio de las relaciones entre seres que se aman; y lo difícil que es establecer un vínculo y lo sencillo que es romperlo.
Él ya no está conmigo, se fue con mi mejor amigo, quién me lo iba a decir, un rival en distinta acera y tan cercano que nunca lo pude catalogar como tal. La sorpresa del dolor, del asombro ante un quejido nuevo y para siempre.
-Ya te lo dije varias veces, pero no quisiste escucharme, “ten cuidado con Jaime, que no es de fiar, que aunque te haya jurado amor eterno, tiene de eterno lo que yo de chinesca…” ¿Recuerdas?
La voz se apagó, dejé de escucharla.
Así, sin casi darme cuenta, me encontré sin interlocutora pues las leyes de la física dicen, creo, que la sombra se desvanece al desaparecer el foco que la produce, y el sol se había puesto ya por Salobreña.

©Angel 7/5/2010
imagen: Michael Busselle .Sunset on the seashore

18 comentarios:

  1. Muy bonito este relato. Me gusta que pongas relatos tuyos.

    ResponderEliminar
  2. Mi idea es poner al menos uno semanal...luego el tiempo dirá.
    También quiero poner los vuestros para que sean leídos por quienes visiten al Blog. Por cierto, mañana viene uno tuyo, Coco.
    Besos desde el Sur.

    ResponderEliminar
  3. Si siempre le hiciéramos caso a nuestra sombra haríamos mucho menos de lo que hacemos. Debe de tener mucha intuición, al menos la mía, porque ve más allá de lo que yo veo, pero igual insisto en no escucharla siempre. Desoírla me llevó a historias que terminaron mal, pero que tuvieron su lado bueno mientras duraron.

    También a mí me gusta que pongas textos propios

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Alís.
    La Sombra es la parte inferior de la personalidad, la suma de todas las disposiciones psíquicas personales y colectivas que no son asumidas por la consciencia por su incompatibilidad con la personalidad que predomina en nuestra psique. Estos contenidos rechazados no desaparecen, y cuando cobran cierta autonomía se constituyen en un agente antagonista del yo, que mina los esfuerzos de éste. Por otra parte, en la conciencia también se produce en ocasiones una sensación de desequilibrio, producida por la añoranza de aquello que no aceptamos o no sabemos encontrar en nosotros mismos: de ahí el carácter marcadamente ambivalente de lo inconsciente, que según los casos puede actuar tanto como recuerdo antagónico, que pone de manifiesto las carencias del yo consciente como en alivio compensatorio de esta misma insuficiencia.
    En el nivel del inconsciente personal la sombra pertenece al Yo. En el nivel de lo inconsciente colectivo representa un arquetipo autónomo, y por tanto independiente del Yo fáctico.
    Yo procuraré, como le he dicho a Coco, al menos una vez a la semana poner algo mío, el resto de los días, lo de mis amigo/as.
    Lo tuyo que no nos falte.
    Besos desde el Sur

    ResponderEliminar
  5. Aunque mi domadora me dice que la casualidad no existe, Alís, en mi "programación" tengo tu Explora(me) para el miércoles, despues del texto de Coco.
    ¿Casualidad? Carpe diem!!!

    ResponderEliminar
  6. No sé si conoces a Morayma. Ella veranea en Salobreña. Es que el relato me ha traído su recuerdo. Lo mismo la has visto en el rebalaje... ¡Qué bonita palabra! ¡Ay, Mory!

    ResponderEliminar
  7. Ángel, me siento muy honrada de que pienses en mis textos para tu blog.

    Por cierto ¿desde qué tan al sur vienen tus besos?

    ResponderEliminar
  8. Pedro, no la conozco, aunque leo lo que ahora publica en su blog de cocina, que es muy útil, aquí de tí para mí.
    El rabalaje, si que es bonita la palabra y mejor en buena compañía, sin duda.

    ResponderEliminar
  9. Lo primero Ángel es decirte que la sombra es simple y llanamente la proyección invertida de un objeto que bloquea la luz, lo único que me preocupa es que la mía esta cosida a mi por los pies, corriendo el riesgo de que se me enrede y me tire rodando por los suelos y que no sé donde se mete mientras esta nublado.
    Lo segundo Ángel y Pedro es que Rebalaje puede ser una palabra bonita, pero en el mundo real es un sitio en el que si me siento un rato no me puedo levantar y me da un ataque de reuma que no se lo salta un caballo.
    Y por último deciros que yo si conozco a Morayma y tenéis que saber que es una gran cocinera, muy guapa y muy mujer de su casa no como yo que todo el que me conoce dice que soy muy mujer de mi calle.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena idea Ángel la de poner un texto tuyo de vez encuando.Hoy me ha gustado especialmente , El "Yo Y Yo"...Uno y su sombra, el Yo consciente y uno de sus Yo. Cuanto más creo conocerme , más Yo de esos , de los no concientes, antagónicos, desconocidos, oníricos o no consensuados aparecen...No os pasado nunca que en los sueños os desdobleis???Entre la luz y la oscuridad es cuando más sucede, por eso tal vez la sombra....

    Ahhh, por cierto yo creo que nada es casual,aunque exista una causa para ello que no se conozca...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Buenos días, Coco y Zoe.
    Gracias por estar ahí, en el otro lado de la pantalla, donde see puede observar casi todo, la atalaya bloguera.
    Un beso a las dos, desde el Sureste.

    ResponderEliminar
  12. Ya estamos¡¡ te ha gustado a ti lo del sureste ¿eh?.
    Ángel: mi amiga Mayte me pregunta que como puede hacer ella, que no tiene blog, para mandarte relatos por si los quieres poner,¿que le digo?

    ResponderEliminar
  13. Niñooooooo !!! Qué rebien escribes !!!
    Cada día me gusta más encontrar tus relatos.

    Y, por supuesto, tus comentarios en mis poemas, que tú me llegas siempre muy dentro.

    Un beso enorme, granaíno.
    Desde el este, con admiración y cariño.

    P.S. Ya remonto.

    ResponderEliminar
  14. No sabes, no imaginas, lo que me alegra tu remontada.
    Un beso, desde el Sur

    ResponderEliminar
  15. Por vez primera y sin que sirva de precedente, dejo una nota por aquí a Pedro:
    No veraneo en Salobreña, lo hago, lo hice, en Playa Granada.
    Este año I.A.( In šāʾ Allāh (إن شاء الله) ) en Puerto de Santa María ( Cádiz )

    ResponderEliminar
  16. huyendo de las medusas te vas para mi costa de la luz

    ResponderEliminar
  17. Lo bonito de la sombra, es el fresco que nos proporciona, sea en Salobreña, en Motril o en el Puerto de Santa María.

    ResponderEliminar