viernes, 14 de mayo de 2010

El cajero



Andrés se acercó al cajero para proveerse de efectivo, tenía que pagar al contado la operación que iba a cerrar y le faltaban 2.000.-euros.
Eran las 16.30 y los bancos ya estaban cerrados.
Pero el cajero sólo le pudo servir 600.-€, por su seguridad, le decían en la pantallita, pero por su seguridad le estaban fastidiando.
-Vamos a tener que volver a los tiempos del calcetín bajo la cama de la bisabuela.
-Los bancos nos dictan la forma de pagar, la forma de consumir, la forma de vivir, en suma.
-Mucho criticar al sistema, pero el sistema nos lleva en volandas a Ananda y en dicha situación nunca he oído las quejas.
Andrés se tenía que plantear otra forma de pago o recurrir a alguien que le prestara los mil cuatrocientos euros que le faltaban hasta mañana y pensó en su amigo Juan.
-Si, Juan no me va a fallar, Juan debe tener siempre efectivo en su casa porque se dedica a la compraventa de ganado y en esa profesión se mueven muchos billetes.
Mientras iba a casa de Juan, le asaltaron las dudas, mira tú que si no se fía de que mañana a primera hora se los repongo y me da cualquier excusa para negármelos.
-No, ¿cómo Juan no se va a fiar de mí.?
Andrés iba por la calle con estos pensamientos y entretanto se fijaba en la gente con la que se cruzaba.
-Qué pinta lleva aquella, con los pantalones como Cantinflas, y su novio tan contento.
-Claro que aunque se fíe, le voy a trastocar su rutina, pues es posible que en esta noche tenga preparada alguna operación y con mi petición se la fastidie.
-Pero, hombre, soy su mejor amigo y por eso mismo, aunque se la fastidie, me los va a dar.
-Mira tú aquel con los pelos que parecen estropajo, seguro que es cantante y hace el rap albaicinero.
-Igual está alguno de sus hijos con él en la casa y como les tiene dicho por activa y por pasiva que el dinero no se presta ni a la familia, en su presencia me lo va a negar, por dar ejemplo.
-¿Pero…a su mejor amigo le va a negar el favor?
-Vamos, que no me lo puedo creer.
-De todas formas es capaz, vaya si es capaz, es mas terco que una mula.
-Me lo va a negar, fijo.
En esto que llega a la puerta de la casa de su amigo, que le abre la puerta y le saluda.
-Hola, Andrés, ¡¡¡cuánto bueno por aquí!!!
-¿Sabes qué te digo?, Juan, ¡¡¡¡que te metas los euros en los mismísimos!!!!

8 comentarios:

  1. Muy gracioso Ángel.
    Si Andrés hubiera sido más espabilado se lo hubiera pedido a una amiga de Juan, que tenía un negocio de "Sauna", y no tenía miedo de llevar diez o doce mil euros en la guantera del "Mercedes", así sueltos entre el paquete de tabaco y los papeles del seguro.

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaja
    pero qué prejuiciosos somos ¿verdad?
    Muy bueno, Ángel

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Alís....has visto la entrada de Explora(me)?

    ResponderEliminar
  4. El problema, Coco, es que la amiga de Juan y su Sauna son muy conocidos en Granada, que tu sabes, es muy chica y le irían con el cuento a su domadora de inmediato y Andrés, otra cosa no, pero infiel, nunca, ni con el pensamiento.

    ResponderEliminar
  5. Pero mira que te diga Ángel, por eso debía de habérselo pedido a ella, porque se lo hubiera dado enseguida, ella tiene la tranquilidad de que se lo van a devolver, porque si no en cuanto lo vea en algún acto social, sin ningún empacho le dirá a su señora, ¿De que puedo conocer yo a tu marido?,¡Ah ya me acuerdo!.
    Y el hombre cae fulminado al suelo como si se hubiera muerto del susto.

    ResponderEliminar
  6. Pero tu Coco, debes conocer la historia de aquel pariente lejano de Benzal, si, ese al que no le gustan los toldos del Corpus,que lo vieron subir a la tercera planta del edificio de la calle Estribo, frente al Corral del Carbón, tampoco a Benzal le gusta que allí se celebren actos "ruidosos" en las fiestas de Corpus, y nadie creyó que no se dió algun que otro masaje en la LORENA, que así se llama la sauna.
    Ya nunca jamás pudo asistir a la misa de 12 en el Sagrario, cual era su costumbre, pues era señalado por todos como alma pecadora.
    Pasó a asistir a la misa de 8 de la tarde en Santo Domingo, Iglesia a la que los empleados mandados por el Sr. Benzal han atornillado a su fachada, sin duda "protegida", un cartel muy hermoso anunciando obras de restauración.

    ResponderEliminar
  7. En Santo Domingo huele pipí de gato tanto o más que en las Angustias, pero nunca como olía en Costales ¡ eso no!

    ResponderEliminar