sábado, 22 de mayo de 2010

Sin Pudor


Nu de Dos I - ( Alain Dumas )

Estoy en ti, subyugada, confundida, purificada,
desvanecida, almendrada, torneada y enlazada en ti.
Yo no tengo vergüenza, ni turbación en tu amado cuerpo,
yo no tengo rubor, ni timidez, para desnudarme frente a ti.
Olvidé en el resabio del tiempo los añejos pudores
los complejos medievales, las atávicas vestiduras.


Estoy en ti amor, habitada, ocupada y poblada por ti,
ebria de arrebatos, trepando por tus ojos para beberlos.
Con los pezones como pedernales para encender tu flama,
mientras mi garganta graba, tus frenéticos laberínticos besos.
En tu bello pecho, juego ajedrez para que devores mis piezas,
húmeda guarida, que oculta tu atrevido, descarado erotismo.


Estoy en ti, en hoja de Eva, esculpida en carnes para ti,
mientras el vértigo me lame la piel y los pensamientos.
Debajo de las fecundas, desbocadas estrellas de tus ojos,
un sofisticado paisaje descubro, invisible, intrépido deseo.
Mis muslos al descubierto se enredan en tus piernas
que me atrapan, sellan, adormecen, me encarcelan.


Estoy en ti, subterránea, marinera, expuesta, albergada,
cobijada, asilada, eclipsada, hechizada, bendecida por ti.
Mis carnes son hermosas si posas tus ojos en mi desnudez,
mi piel es arena suave, si tus manos dejas desvanecer.
¡ Recuerda amor ! yo no tengo dejos de pudor, ni decoro
en ti, soy libre, desenfadada, atrevida, irreverente y procaz.

Publicado por Taty Cascada

3 comentarios:

  1. Estás... ¡Y con todos los atributos posibles!


    besos

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla de poema.
    Que bueno es.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Amor en libertad, sensual y apasionado.

    Gracias

    uun abrazo
    sonia

    ResponderEliminar