lunes, 25 de abril de 2016

El infiltrado



AMC llega con un nuevo bombazo a nuestra televisión, El Infiltrado, protagonizada por Tom Hiddleston, Hugh Laurie y Olivia Colman y nosotras estuvimos en la fiesta presentación de la serie en el hotel Urban de Madrid y aquí os cuento todos los detalles de lo que nos pareció.
Sin duda lo primero que rebosa la serie es calidad e intriga, que ya desde el primer minuto logra retener toda tu atención y desearte devorar cada uno de los seis capítulos que formarán esta primera temporada.

AMC ya nos ha dejado algunos grandes títulos como The Walking Dead o Breaking Bad y os aseguro que El Infiltrado no se queda atrás, eso sí, todo vendrá en una menor cantidad ya que su primera temporada se condensa tan solo en seis episodios.
Basada en la novela de John le Carré y con dirección de Susanne Bier, tiene un guión absorbente y bien contado donde no quedan flecos sueltos o escenas que desconcierten, todo está por alguna razón y sin gastar tiempo innecesario.
Un tema complicado como el de la venta de armas y los conflictos que pueden suponer logra parecer muy atractivo para todo tipo de espectadores, incluso para los que no se sientan atraídos hacia la sinopsis de la serie en un primer momento.
Un gusto poder ver a dos actores de la talla de Hiddleston y de Laurie juntos en pantalla, en una trama que explotará tanto el lado más bondadoso y honorable de Hiddleston como el más temible de Laurie, que juntos se comen la pantalla en una historia de quitar el hipo. Como guiño, tenemos a Marta Torné y a Antonio de la Torre colaborando en la serie, además de que Antonio de la Torre nos la estuvo presentando en la fiesta presentación del lanzamiento de la serie.


El primer capítulo no deja ni un segundo de tranquilidad con unos hechos impactantes e inesperados que desenvocarán a unas consecuencias fatales y a un salto de cuatro años que aunque parezca que va a hacer que decaiga el interés, crece aún más. No os la perdáis, os encantará.
Esther Esteban

('The Night Manager') es una de las mayores apuestas del año por parte de la BBC y AMC International.  Un plantel de actores de lujo capitaneado por Tom Hiddleston y Hugh Laurie sumado al oscarizado equipo técnico que hay detrás de cámaras y que es una adaptación de una novela de John le Carré son el mayor aliciente para el telespectador.


La historia relata cómo Jonathan Pine, un excombatiente de la guerra de Irak, tras trabajar durante varios años como gerente en turno de noche de diferentes hoteles del mundo se tropieza con Richard Roper, un traficante de armas y personas. El señor Pine terminará por infiltrarse en los negocios más turbios para intentar finalmente desenmascarar y detener al señor Rope.


Hasta aquí todo bien; tráfico de armas, un mafioso empresario, un excombatiente de la guerra de Irak, Oriente Medio, un infiltrado para salvar el mundo, un casting espectacular y potente, una adaptación de una novela de John le Carré... Todos esos conceptos son sinónimo de entretenimiento y éxito. Y es que uno de los puntos más fuertes de la ficción de AMC es la propia trama. Solo con leer lo que vas a ver te dan ganas de darle al play o contar las horas para su comienzo de emisión.
El problema con el que se va a encontrar probablemente el espectador sea el primer episodio. La historia entretiene pero el sentimiento de la falta de ritmo consigue asomarse a pesar del buen trabajo de postproducción y montaje que tiene el capítulo. Cuando termina el piloto te parece que el viaje ha sido en líneas generales bueno pero que le falta algo; como si te bebieras un champán sin burbujas o te comieras un plato de jamón sin pan, sabes que está bueno, pero en el fondo sabes que le falta algo, la chispa, para terminar de ser redondo.


Por esa razón no creo que le haga ninguna justicia a 'El infiltrado' la conclusión que se le ha decidido dar al primer episodio. No hay un gran gancho para continuar, ningún cliffhanger que haga que te comas las uñas esperando a saber lo que ocurrirá a continuación. Por eso animo al espectador a visionar los primeros minutos de la segunda entrega para darse cuenta de por dónde van los tiros realmente y descubrir la gracia que puede llegar a tener una serie de estas características

Un plantel de actores en el que destaca sin lugar a dudas Olivia Colman
Uno de los puntos más fuertes de 'El infiltrado' es su codiciado casting. Si hubiera que nombrar a alguien que realmente destaque por encima del resto podríamos llevarnos alguna sorpresa que otra. La actriz Olivia Colman, que interpreta a la directora de una agencia de seguridad privada británica realiza un trabajo ES-PEC-TA-CU-LAR. En la primera entrega no interviene demasiado pero sí que aparece lo suficiente como para que no se borre de tu retina y se haga su propio hueco en la memoria seriéfila a largo plazo.


Por otro lado, Tom Hiddleston parece encontrarse a medio gas salvo en algunos momentos puntuales en los que sí que parece tener la llave de gas completamente abierta. Quizás nos haya malacostumbrado por sus excelentes escenas como Loki en "Los Vengadores" donde lucía genuino en cada microsegundo que permanecía en cada una de ellas. Aprueba, pero a juzgar por la primera entrega se aleja del sobresaliente que podría esperarse de él. Eso sí, Tom saca mucho mejor nota que Hugh Laurie y su personaje que juega con las dobles apariencias, ya que el actor parece el único que no termina de encajar en su papel.

Los demás actores cumplen con su cometido, incluso una muy buena Elizabeth Debicki como la chica del personaje que interpreta Hugh Laurie. Por otro lado, la presencia de los españoles Antonio de la Torre y Marta Torné ofrecen un plus a nivel de producción pero que por el tamaño de sus personajes no terminan de destacar demasiado.

'El infiltrado' es la serie que reúne todas las piezas para triunfar y que no parece que termine de encajarlas
El trabajo de localización y ambientación es maravilloso
Uno de los mejores apartados de la serie son las localizaciones. Los decorados y escenarios están tan bien hechos y/o escogidos que logran que por sí solos te metas en la historia. Muchas veces el entorno o bien porque es digital o bien porque no está del todo conseguido no llega por sí solo a lograr que te metas en la historia y tienes que tirar de las buenas dotes del actor para suplir esas carencias, pero este no es el caso. Junto a la ambientación y la atmósfera que se plasma en pantalla, estos factores se convierten en imprescindibles a tener muy en cuenta de 'El infiltrado'.

A modo de conclusión tras los dimes y diretes expuestos aquí, hay que decir que sí que merece la pena ver 'El infiltrado'. Tiene sus más y tiene sus menos. A pesar de que los factores de forma individualizada sí que no llegan a empastar de la manera en la que uno se esperaría, el cómputo general te deja con ganas de saber un poquito más sobre si Jonathan Pine consigue convertirse en el héroe que todo el mundo se espera o si finalmente se desinfla y acaba como uno de los muchos que intentaron cambiar el mundo y finalmente no lo consiguieron.

1 comentario:

  1. la bajaré y la veré... cuando pueda.
    un besote, que no me olvido eh

    ResponderEliminar