lunes, 18 de octubre de 2010

En la encrucijada

Desolación ( Misteria)
Han desaparecido las ganas de escribir, de pensar
y con ellas de la mano agarrada la desidia.
No me quejo cuando me miro al espejo.
Apenas si logro un solo bostezo de aburrimiento de este mundo
que me tiene presa en sus garras,
sin mostrar arrepentimiento...
La soledad no me abruma,
me desazona la gente,
estar entre tumultos,
subir a un autobús,
cruzarme con el vecino de enfrente,
exhibir una sonrisa forzada,
decir buenos días para ser educada.
Quisiera ser una flor solitaria que crezca en la tierra árida,
donde solo la alimente el sol y la meza el viento,
donde la luna la acune
y cuando marchitas sus ajadas hojas caigan...
sean el manto que cubra aquello que fui
y que otros ignoraron,
aunque me tuvieron al lado.
Al filo de la madrugada me encuentro ante una encrucijada
que me plantea un dilema...
Seguir o desaparecer para nunca más volver.

3 comentarios:

  1. Gracias por públicar una prosa de las mias...me habría gustado que antes de publicarla me la hubieras comentado, pero si eres un lector impertinente es obvio que no,ja,ja,ja
    Siempre es interesante seguir a un lector impertinente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Seguir, siempre hay que seguir, mañana será otro dia y puede que feliz...
    Salud

    ResponderEliminar
  3. Esas situaciones vividas por tantos, o mas bien por todos los que vertemos letras.

    Momentos en los que nada ni nadie nos apetecen

    bienvenido

    ResponderEliminar