viernes, 23 de diciembre de 2011

la noticia


En general, cuando nos comunican una mala noticia que afecta a nuestra salud o a la de nuestros seres queridos, la primera reacción puede ser de incredulidad y la segunda de acojone total. Posterior 0 simultaneante sentimos como nos falta el aire, aumenta el ritmo cardiaco y las piernas fallan. Falla todo, incluso la propia consciencia. Luego se crea una pelota en la cabeza con sensaciones, emociones, miedos, angustias que nos puede llevar a la locura, a la depresión, y a la negación de la misma realidad para evitar afrontarla. A mi me ha pasado y por eso quiero contarlo. En el día a día.

Tengo 45 años, bien vividos, bebidos, fumados, y disfrutados hasta donde he podido y las leyes éticas y morales me lo han permitido. Las otras leyes siempre las he trasgredido, pero sin molestar a nadie. Hace unos días me diagnosticaron Cáncer. Pero no uno de esos supuestamente relacionados con lo que podríamos denominar prácticas de riesgo, si no uno de los que afectan sólo a unos cuantos elegidos y cuyo origen nada tiene que ver, según los expertos, con el estilo de vida, ni con el tabaco, el alcohol, el vicio, el rock , las hamburguesas o el ron. Eso quiere decir que, “ta tocao macho” y a chuparla, campeón.

Pues a chuparla voy. Empieza ahora una lucha, una pelea, cuyos resultado desconozco. Aunque las quinielas, según los que entienden, me son favorables. Y que por mi estimado pellejo, así espero. En estos días inicio el peregrinaje hospitalario que todos tenemos que realizar, por lo menos, una vez en la vida. Como visitar La Meca, para otros. Se trata de un pulular diario por consultas médicas, quirófanos, salas de espera, sesiones y especialistas que te anula como persona y te conforma como un número de historia clínica, pero sin foto. Y lo voy a contar. La experiencia hospitalaria, la evolución y todo lo relacionado con el tratamiento y la enfermedad. Pero también contaré cómo se ven las cosas desde aquí, desde la trinchera de los jodidos: la crisis, el desempleo, la economía y las decisiones que toman a diario los pájaros que nos gobiernan se pueden ver desde distintos ángulos y con distintos enfoques. Sí, estoy jodido, pero también tengo razones para estar contento. Esta terapia me puede gustar….

Salud

Juan Pérez
http://granadablogs.com/topicodecancer/2011/12/19/la-noticia/

2 comentarios:

  1. Bienvenido Juan a esto de la Blogosfera o como quiera que se llame; en este camino o barca, mejor dicho, vamos a remar todos contigo.
    Si te sirve lo he asomado a mi ventana para su mayor difusión, tengo como se ve en el cajetín de visitas en el actual formato más de 75.000, la mayor parte de allende los mares, forma un tanto cursi de nombrar a latinoamérica.
    Un fuerte abrazo, desde el Sur, como me despido de todos

    ResponderEliminar
  2. Juan Pérez
    24 diciembre, 2011 at 8:23
    Hola Angel, a cuantos más sitios llegue esto, mejor. Y gracias por remar en la misma dirección
    Un abrazo

    ResponderEliminar