martes, 20 de diciembre de 2011

Relicario


Extraño tanta gente que no puedo contarlos,
visité sus pasos, hice sus recorridos donde quedaron
sus vidas suspendidas, donde habitaron con sus alegrías y sus lágrimas, sin embargo la soledad era la misma.
Traté de suplir tanta ausencia con ingeniosos pasatiempos,
pero aquí estoy, entre la pena de no verlos y la alegría de gozar hoy de su recuerdo
primoroso que he guardado en una pequeña caja. Cuando la abro me invaden sus perfumes, sus sueños, caricias ásperas pero tibias, miradas pensativas y lejanas y ese río de enseñanzas incomprendidas.
Estos son devaneos o tal vez el paso del tiempo se encarga de guardar en esa pequeña caja uno tras otros los recuerdos de personas que vivieron en el presente de un mundo lejano.
Será el balance de este año que se despide casi sin darnos cuenta.
Publicado por Roxana
http://palabra-del-interior.blogspot.com/

1 comentario:

  1. Vengo a desearte unas muy Felices Fiestas Navideñas.
    Un beso y un susurro navideño

    ResponderEliminar