viernes, 17 de febrero de 2012

UN POCO DE SOL



Hoy me propuse levantarme sonriendo. Así que antes de amartillar el último sueño he repasado mi colección de buenos momentos. Paladeo otros tiempos que seguramente no fueron mejores y consigo mi propósito. Me levanto con agujetas en las mejillas y las combato con toneladas de café con azúcar. Me gusta preparar café con chocolatinas y compartirlo, sobre todo en estos días que tenemos que acostumbrarnos al frío, a las prendas de lana y a tener los pies helados.
Pero hoy quería seguir sonriendo así que al asomarme a la ventana le he mostrado mis lunares al sol para que me los cuide mientras me ducho, no vaya a ser que se me escurran por el desagüe y los pierda para siempre.
Más tarde salí a la calle . Me gusta notar el aire frío en la cara, observar el caminar de las gentes con las manos en los bolsillos y darme cuenta de lo ridículo que resulta fumar un cigarrillo con los guantes puestos. Soy persona de invierno.


Estos días ,sin embargo, el frío está llegando demasiado dentro y siempre, siempre,he creído que las cosas más importantes que me pasan en la vida coinciden con los cambios de tiempo.. Esto resulta poético, no cabe duda, pero cuando te estrellas contra el suelo, no te ayuda la poesía, los cafés, los abrigos, las bufandas...a recoger tanto trozo roto. Pero hay algo en mi que no permite darme por vencida, así que, decido acercarme a los cubos de reciclaje
En el primero, deposito los errores.
En otro cubo, los silencios.
En el tercero las decepciones.
Estoy segura que volverán a mi renovados, de otra forma. Porque jamás me acercaré al cubo de las (des)ilusiones.
Creo firmemente que todo funcionaría peor sin las estrellas fugaces, sin los ogros de los armarios, sin un mar donde sentir las tormentas,sin un día frío con sol.... y cuando necesito un rincón porque no me reconozco, me acurruco entre cojines y a veces se me escapa alguna lágrima. Pero aún así creo en futuros posibles los días que no cierro los ojos demasiado fuerte porque se que es posible dar sin recibir y reír sin tener qué llorar más tarde .Jamás lograré conformarme con azules en tonos medios, aunque sea probable, que al final, me quede el escarlata oxidado rodeando mis huellas. Al fin y al cabo, el rojo es uno de los colores básicos, y desde lo básico, siempre se puede empezar de nuevo.
¿Un café?
Milu
http://hoy-ml.blogspot.com/2012/02/un-poco-de-sol.html#comment-form

4 comentarios:

  1. gracias por el post, son solo sentimentalismos momentáneos XD
    me encanta tu blog me parece que esta muy bien el trabajo que te tomas y por demás que tenes buen gusto
    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Una entrada deliciosa de leer, muy personal pero con vivencia y sensaciones que se extrapolan a cualquiera.
    Me ha encantao... ¿un café?, y dos y tres y los que hagan falta, con textos cómo éste.

    Mil besitos gordotes Angel, y otros mil para Milu

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Como puedes comprobar gusta mucho lo que escribes.
      Mi café, cortado con un poco de brandy

      Eliminar