viernes, 10 de febrero de 2012

WAL



Soy pequeñita, pero tengo un aeropuerto lo suficientemente grande para dejar aterrizar a cada una de tus sonrisas, y no tengo miedo, no tengo miedo a los kilómetros de distancia, ni a los milímetros que separan nuestras bocas antes de perder el control. Quizás solo se trata de buscar un poco de calor en una ciudad que tirita de frio, de poner los sueños por encima de la luna, es más que deseo, mas que que mis sabanas te echen de menos esta noche, es la persona perfecta en el momento adecuado una explicación complicada apta para corazones excesivamente felices. No sé si lo entiendes, pero cierra los ojos, y piensa un poco en mi.
Rocío
http://lo-que-diga-la-rubia.blogspot.com/

4 comentarios:

  1. La distancia no es impedimento para pensar en ti.

    Un lindo poema, que lo resumo en pocas palabras.

    Abrazos alados Ángel, Feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente te deseo, Diana.
      Mil besos, desde el Sur

      Eliminar
  2. "La distancia no la hacen los kilómetros, la hacen las personas".... y este texto lo expresa de una forma exquisita...

    Besos kilometricos ;)

    ResponderEliminar
  3. aaa que bonito... bellisimo relato y desicion de decir las cosas tal y como se sienten, tal vez (me ha pasado) la persona amada no entienda el mensaje, pero cuando lo descucbre es extraordinariamente bello!!1 un abrazo y gracias por compartir!!!

    ResponderEliminar