domingo, 6 de agosto de 2017

'Big Little Lies'




Big Little Lies es una recién miniserie de HBO asombrosa por su calidad, tanto en su trama como en su reparto y demás aspectos. Es la miniserie imprescindible que te destrozará el corazón
Nada como una serie que te deje pensando horas y días completos o que te destroce el corazón. De esto es capaz 'Big Little Lies'; y de mucho más. Se trata de la serie de la cadena HBO creada por David E. Kelley basada en la novela de Liane Moriarty publicada en 2014.


No sólo se trata de una producción de alto nivel sino que tiene tres atractivos especiales: un reparto acertadísimo, una narración impecable y una trama impactante. Cabe señalar que esta reseña no tiene spoilers, así que, tanto como si has visto la serie como si no, puedes leer sin reservas. Lo peor que puede pasar es que te programes un maratón para este fin de semana.



Decíamos que el casting es impecable: en 'Big Little Lies' participa Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Laura Dern, Zoë Kravitz y Alexander Skarsgård, entre otros. Sí, las mujeres en esta serie se llevan la mayor parte de la trama, sin que esto signifique que los personajes masculinos que participan en la historia tengan menor importancia.



La historia desenmascara, principalmente, la vida de tres madres: Madeline (Reese Witherspon), Celeste (Nicole Kidman) y Jane (Shailene Woodley). Sus "vidas perfectas" son, desde el primer episodio, juzgadas bajo la lupa del círculo social al que pertenecen. La ficción se lleva a cabo en Monterrey, un pueblo de la costa norteamericana que se destaca por la posición acomodada de sus habitantes y donde las apariencias son importantísimas. "Bajo la lupa" porque se intercalan a lo largo de la serie los juicios de valor (cuando lo que les piden son testimonios y declaraciones) sobre las familias involucradas en algo feo que sucedió en ese círculo y del que investiga la policía (tranquilos, esto está en el tráiler).


Así, durante sus (apenas) 7 episodios veremos qué esconde cada personaje bajo su apariencia impoluta. No sólo conoceremos sobre las tres mamás protagonistas, muchos otros nos harán rabiar y llorar (o las dos cosas). Las lealtades por los personaje nacen de inmediato... sobre todo si eres mujer.

Mucho más que un drama doméstico

'Big Litte Lies' sorprende por la profundidad con la que aborda los temas más obscuros y elementales de la violencia de género. Además de que los retrata de una forma que duele... en verdad duele. Hace mucho no disfrutaba (o sufría) un drama como el de esta miniserie. Puede decirse que carece de licencias dramáticas, es tan real que lastima.
Otra cosa es que no hace un circo de un problema tan grave y tan vigente (y tan urgente) como la violencia de género, ni de las problemáticas constantes a las que estamos expuestas las mujeres en nuestra vida diaria, incluso en las más cotidianas y normales de las situaciones. Además está el papel de las personas que rodean esos problemas de mujeres (que en realidad pertenecen a todos) y su influencia en la solución o complicación de estos que muchas veces son negados por la sociedad o, peor caso, se recurre a revictimizar a las mujeres que sufren abusos.

 
 Aborda los temas más urgentes y reales de las mujeres de forma inteligente del que casi nadie se sentirá ajeno

Con cada capítulo de 'Big Little Lies' nos vamos hundiendo en las profundidades de las vidas de estas mujeres y muy pronto tendremos el corazón hecho jirones. La narración es fluida y sin teatralizaciones exageradas. Creo que la sobriedad (sin perder la crudeza) con la que se abordan las tramas en la serie es uno de sus mayores aciertos. Esta serie, además, aborda otros temas destacados: los distintos tipos de maternidad que existen, los tabúes sobre este tema, los roles tradicionales y un montón de aspectos con los que la sociedad rodea a las mujeres.


Sobra repetir que está hecha con gran atención al detalle en todos los sentidos (música y fotografía incluidas). Sin duda estamos ante una miniserie imprescindible que, como muy pocas pero afortunadamente cada vez con más frecuencia, aborda los temas más urgentes y reales de las mujeres de forma inteligente y de los que casi nadie se sentirá ajeno (incluidos los hombres) pues el abanico de dramas de esta serie es impactante.


Recomiendo la serie, como mínimo, a todas las mujeres. Ninguna se dejará de sentir identificada.
Hay conflictos para todos los gustos, diría que toca toda vulnerabilidad de las personas, adultas, adolescentes, niñas, y parejas.
A simple vista y por las actrices me esperaba un aburrido "Mujeres desesperadas", solo que aquí no hay comedia, no hay diálogos o acciones frívolas y tras una arquitectura y paisajes de ensueño hay un baño de realidad; abusadores y abusados, las hay frágiles pero valientes y soberbias pero huecas, sentimientos de inferioridad, justicia, resentimiento, sumisión, dominación, esperanza, culpa, celos, odio, dependencia, depresión, miedo, dolor… temas como la carrera profesional de la mujer, la maternidad, las relaciones sociales, la rivalidad entre ellos y ellas por ser el macho o mujer alfa, la vida no tan idílica de pareja y las exparejas, la psicopatía, las neurosis, los secretos inconfesables que se ocultan hasta a las mejores amigas, cómo enfrentarse a situaciones de abuso (sexual, de poder, de influencia, violencia machista...), y todo eso se cuenta de manera brillante y visceral, con una cámara tan cerca que casi puedes sentir sus escalofríos y poniendo el acento de cada escena en los motivos de cada personaje para ser el asesino de uno de ellos, que aún no se sabe, convirtiéndolos en sospechosos a todos y dándoles motivos a todos para querer matar a alguien. Invitando al espectador a captar toda pista y a hacer su propio "murder board" en el que poder adivinar quién fue el asesinado, quién le asesinó y por qué.
Ah, no menos importante: tiene un final espectacular. Levantarse de un final como este será toda una proeza. Corren los rumores de que habrá segunda entrega: no estoy segura de que esto sea una buena noticia, aunque en estos momentos los creadores de la serie tienen comprada mi credibilidad en ellos. Veamos qué sucede.
Job

No hay comentarios:

Publicar un comentario