Principal sospechoso



Maravillosa serie británica (con un buen y merecido puñado de Emmys Y BAFTAs) de crímenes capitaneada por Helen Mirren que se encarga de conducir las investigaciones en la piel de la detective Jane Tennison.
Excelente serie policiaca. Guión inteligente, creíble, sin concesiones(contiene imágenes realmente brutales), tremendas actuaciones(y es que, aunque el género se preste a ello, aquí no hay caricaturas, todos son personajes de carne y hueso), historias interesantes y, por encima de todo, una Helen Mirren extraordinaria, me atrevo a decir que dando la mejor actuación que se haya dado nunca en una serie de TV. Sí, el asunto "mujer en un mundo de hombres" tiene el riesgo de caer en lo trillado, pero aquí, aunque tiene su importancia, pasa a ser algo secundario entre tantos otros elementos que se destacan.

Al tener tan pocos capítulos, además, nunca se repitieron a sí mismos...si acaso algún autohomenaje se permitieron en el último, pero nada grave, la frescura nunca se perdió.
Afortunadamente ésta no es una serie policiaca más del montón.


"Principal sospechoso" no es una serie al uso sino una "serie de miniseries". Cada temporada consta tan solo de un par de capítulos, cada uno de ellos de casi dos horas de duración... cada uno de ellos con una trama soberbiamente trabajada, con un crimen complicadísimo y con una Helen Mirren inconmensurable.


Todo en "Principal sospechoso" es de nota alta y es un maravilloso ejemplo de buen guión, dirección e interpretaciones... tanto, que algunos de sus episodios están a la altura de cualquier excelente película de cine negro o de joyitas como "Seven" (así, sin exagerar lo digo).


La realización es de pedigrí (atención a algunos encuadres y moviemientos de cámara), imprime una atmósfera tenebrosa y plácida, y se deja llevar con elegancia y carácter por sus elaborados y cuidados guiones (hay series yankis que tienen que agitar la cámara continuamente para suplir la poca emoción y sustancia de sus tramas... pero "Prime suspect" no necesita nada de eso porque sus historias están llenas de emoción y tan solo necesitan ser descritas con convicción).


Y es que sus tramas son potentes e intensas, sus crímenes son laberínticos y complejos, su intriga es insidiosa, su investigación es ardua, sus obstáculos son colosales, y el tratamiento a sus personajes es trabajado y profundo (desde el primer sospechoso hasta la última víctima, pasando por el investigador de al lado y el asesino perturbado. Todos ellos gozan de una gran complejidad que se nos describe en sus momentos (ya sean evidentes o subyacentes). Y por supuesto el personaje de Tenisson es mimado hasta el extremo con una encarnación perfecta por parte de Helen Mirren).


Las actuaciones son TODAS de sobresaliente, y Mirren está de Oscar explotando a la perfección un personaje realmente hondo (basta un gesto o una mueca de su personaje para decirnos un mundo. En mi opinión, éste es su segundo mejor trabajo frente a las cámaras tras "La reina") y lleno de matices (intimidante e impositivo; apasionado y obsesionado por su trabajo; vulnerable y frío a la vez...), y enfrentando a su personaje, no solo a embrollados y estupendos misterios e intrigas criminales, sino también a difíciles problemas personales y a zacadillas e impedimentos que surgen dentro del propio equipo investigador...

No falta el subordinado hijoputa que ansía el puesto de la jefa y que, al no soportar la idea de que ese puesto haya ido a parar a una fémina, trata de fastidiar y hacer la vida imposible a la susodicha; o el policía patoso que contamina la investigación; o el corrupto que lucha desde dentro para que el crimen no se resuelva jamás).


En fin. De esas series que se hacen sabrosamente largas (cuanto más se mantiene en suspense, más inquietante resulta). Un conjunto absorbente y oscuro que hará babear a quien guste del género de series de crímenes, detectives y policías; ya que resulta un absoluto placer ver como sus preludios son tan enigmáticos como cautivadores, como sus nudos (que no dan ni un respiro en sus diálogos) resultan tan enrevesados, como sus personajes nos van sorprendiendo a medida que avanza la compleja trama, como sus fuertes interrogatorios son tan soberbios, como algunos de sus giros resultan tan inesperados que dejan con la boca abierta de par en par, y como de bien funcionan todos y cada uno de los recursos utilizados para generar más intriga (atención a los detalles que interrumpen la resolución de un pequeño misterio).

Ojalá se volvieran a hacer series así (y no me estoy dejando llevar por la nostalgia... que cuando se estrenó esta serie apenas tendría unos 2 o 3 años. Pero "Prime suspect" es una de esas series que trasciende al paso del tiempo y que sirve (y ha servido) de manual para futuros productos del mismo corte).


Spark

Comentarios

Entradas populares de este blog

Haikus de Muerte

Pakt (El pacto)

Ben Is Back (El regreso de Ben)