domingo, 2 de julio de 2017

Gypsy


 Como anécdota, la canción de cabecera es una versión de 'Gypsy', de Fleetwood Mac, interpretada por Stevie Nicks.

Si te recomiendan la psicóloga Jean Holloway, mejor aléjate de su consulta tanto como puedas. Tiene el mal hábito de meterse en las vidas de sus pacientes y no precisamente para darles un tratamiento efectivo sino para satisfacer sus propias fantasías. De profesional no tiene nada y, en cambio, sí necesita ayuda. Naomi Watts quería su propio vehículo de lucimiento en televisión, aprovechando que las actrices cada vez tienen mejor suerte, y se dejó atrapar por este papel en Gypsy, la nueva serie que Netflix estrenó este viernes.


No se trata de un caso aislado para la actriz australiana nominada dos veces al Oscar (21 gramos, Lo imposible). Este mes de mayo se estrenaba en la televisión americana con Twin Peaks en la piel de Janey-E Jones, un personaje secundario que no podía rechazar viniendo de manos de David Lynch, el director de culto que le había abierto las puertas de Hollywood con Mulholland Drive. La diferencia es que en Gypsy ella es la estrella absoluta.



Gypsy' es un thriller psicológico centrado en la vida de Jean Holloway, una intrigante terapeuta de métodos cuestionables y actitud inapropiada. Este drama sigue a Holloway en su día a día y cuenta cómo ella empieza a desarrollar íntimas y peligrosas relaciones con gente importante en la vida de sus pacientes.


Holloway tiene toda la comodidad que en una vida puede tener una mujer importante, con un marido y un hijo que conforman una familia perfecta y estable económicamente. Pero su método de trabajo y su forma de ver la piscología le sitúa en la línea de lo que es moral o no. Su objetivo es establecer un entorno seguro y de confianza a sus pacientes sin hacerles daño, pero la situación es difícil si se confunde lo profesional con lo personal.


Esta producción dramática que consta de 10 episodios ha sido creada por Lisa Rubin, quien ejerce como guionista de la serie. Rubin también hará de productora ejecutiva, junto a Liza Chasin, Tim Bevan y Eric Fellner. Además, la serie marca la tercera colaboración entre Netflix y Universal Television después de otros proyectos como 'Unbreakable Kimmy Schmidt' y 'Master of None'. Protagonizada por Naomi Watts (Lo Imposible) le acompañan en el reparto Sophie Cookson (Kingsman: Sevicio Secreto), Karl Glusman (Animales nocturnos), Billy Crudup (Spotlight) o Lucy Boynton (Asesinato en el Orient Express), entre otros.


La historia turbia de Jean Holloway comienza cuando decide emanciparse de su vida tranquila con su marido (un Billy Cudrup que nunca viene mal encontrarse) y una hija rebelde (Maren Heary), y decide presentarse como Diane cuando una camarera tontea con ella en una cafetería. Desde ese momento, utiliza sus consultas para conseguir información de esa camarera, cruzando unas líneas éticas y morales a las que no debería ni acercarse.


Pero si actrices del calibre de Nicole Kidman y Reese Witherspoon tuvieron suerte en sus aventuras televisivas a comienzos de 2017 con Big little lies, este thriller está despertando un entusiasmo mucho más relativo. Incluso Viola Davis había tenido más suerte al aceptar Cómo defender un asesino, que le brindó un Emmy como mejor actriz dramática. De momento las opiniones de los críticos que han podido ver la temporada son muy irregulares.


Pero, bueno, que la reciban con poco entusiasmo ya es un terreno conocido para la directora de la ficción, Sam Taylor Johnson, vapuleada en 2015 por su trabajo en Cincuenta sombras de Grey y que aquí intenta insuflar vida al texto de Lisa Rubin, una desconocida en Hollywood que sólo ha firmado este guion, una guionista novel.


Este thriller psicológico y sexual que explorará el deseo femenino con el que pretende crear un personaje que se mueva en una moralidad dudosa, entre el bien y el mal, como han hecho antes tantos antihéroes televisivos masculinos como Don Draper o Tony Soprano. Eso sí, sin perder de vista el erotismo en una ficción que pretende atrapar a las mujeres (y hombres) que llenaron las salas de cine para ver las cincuenta sombras de Jamie Dornan y Dakota Johnson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario