martes, 9 de marzo de 2010

Comentario dejado en mi blog


A las 22:20 de hoy 5 de marzo alguien que firma como F. ha dejado un comentario en la entrada: Dos palabras y he decidido publicarlo.
No voy a hacer ningún comentario al respecto, ni a responder sobre lo que me ha dejado, sólo voy a agradecerle a F. el compartir su historia personal conmigo y decirle que me alegro muchísimo por él, por su pareja de que hayan encontrado la felicidad al final del arco iris.
Cuando comparto con vosotros mis sentimientos, mis pensamientos, mis desvaríos, mis alegrías o mis penas lo hago siempre con sumo cuidado de no dar pistas sobre quien soy, por eso escribo como Meiguiña, o quien es mi cómplice, nuestra vida privada es eso: privada y solo comparto aquello que creo puedo hacer.
Seguramente algunos pensareis que comparto muchísimo con vosotros de mi vida privada y puede que así sea pero hay cosas que son mías y de mi cómplice (cosas que vivimos, cosas que nos duelen o hacen daño) aunque a veces cuando nuestra situación era o es "tensa" lo haya plasmado o transmitido aquí.
Hoy nuestra situación es más tensa de lo habitual y no he comentado nada, lo estoy haciendo ahora mismo, todos lo desconocíais, puede que lo intuyeseis pero por mi os estáis enterando en este instante. ¿Superaremos esta situación? No lo se. Si os puedo decir que deseo que encontremos el modo de superarla porque os puedo asegurar que no hemos dejado de amarnos, solo es un mal momento, un poco largo en el tiempo, pero un mal momento. Todas las parejas los viven y quizás yo ahora lo transmito veladamente al no publicar nada o poco escrito por mi.
No publico con mi nombre, lo hago con un seudónimo, y quiero seguir así, detrás de él. El día que decida publicar con mi nombre lo haré pero no en este mi pequeño rincón meigo, crearé otro blog y allí dejaré mis letras sin compartir mi vida.
Espero F. que no te moleste el que haya decidido publicarlo como una entrada y no como el comentario dejado.
Te deseo toda la felicidad del mundo.
Con cariño,

Os dejo el comentario:

"Te leo casi desde el comienzo y jamás te he dejado un comentario aún compartiendo mucho de lo que decías.
Hoy después de leer tu entrada algo me ha impulsado a hacerlo, a dejarte ese comentario que creo debería haber dejado hace ya tiempo.
Tengo la impresión de que te conozco o de que he vivido lo que estás viviendo tú. Desprendes amor y lo trasmites pero hay algo, algo que no escribes, que me lleva a pensar que nos conocemos o que somos almas casi gemelas con la única diferencia de que yo soy hombre.
Te contaré algo sobre mi. Soy hombre, soy padre y estoy separado hace ya unos cuantos años. He conocido el amor, el desamor, la tristeza, la alegría, la desesperación, la frustación, etc y en múltiples ocasiones en caído en un profundo estado depresivo del cual no quería salir, me alimentaba del dolor, vivía por y para el, solo me olvidaba de ese dolor cuando estaba con mis hijos, el mejor regalo que la vida me ha dado.
Cierto día conocí a una mujer maravillosa, me impacto, no por su belleza, era y es una mujer muy normal, sino por todo lo que desprendía. Se la veía muy segura de si misma, sin miedos pero todo esto no era del todo cierto, algo escondía, algo que con el tiempo fui conociendo, me lo contó cierto día entre sollozos.
Poco a poco fue naciendo una buena amistad entre los dos, amistad que se fue convirtiendo en otro sentimiento, sentimiento que no nos confesábamos el uno al otro debido a que había algo que nos lo impedía, ella estaba casada y ambos sabíamos que meternos en una relación de amantes con el tiempo nos traería problemas.
Durante más de un año nos ocultamos a nosotros mismos ese sentimiento, yo la amaba y ella a mi pero no lo decíamos. Un día todo cambió, permitimos que ese sentimiento saliese y lo vivimos intensamente durante dos años. Al cabo de ese tiempo empezaron a surgir problemas entre nosotros, de los momentos apasionados pasamos a vivir un infierno, yo quería compartir todo mi tiempo, toda mi vida con ella pero ella, aunque lo deseaba tanto o mas que yo, nunca daba el paso para que eso sucediese. Del amor casi pasamos al odio, todo era caótico y de nuevo caí en una depresión y de nuevo mis hijos me impulsaron a salir de ella, desconociendo que era lo que me había llevado a esa situación.
¿Porque te cuento esto? Porque realmente creo que vives algo similar, disculpa mi atrevimiento y quiero darte algo de ánimos o que veas ese camino al final del arco iris como dices en una de tus entradas. Esa luz existe, yo la encontré después de unos años y con ella de nuevo a mi lado. Hoy vivimos juntos y somos muy felices. Ella no lo paso nada bien, su separación fue traumática, su marido le hizo la vida imposible, tuvo que luchar por sus hijos con uñas y dientes, porque el es un hombre digamos del mundo del derecho y conoce y conocía a mucha gente pero con calma, paciencia hoy somos una familia de verdad con mis hijos y sus hijos. Creo, como ya te dije, que tu vives algo similar pero en este caso el es el casado y no esta contigo por ¿los hijos?.
Cuando me separé de mi mujer, tarde en hacerlo por mis hijos, creí que los iba a perder, que no podría acompañarlos en los malos o buenos momentos ¡Que equivocado estaba! No me perdí nada, todo lo compartíamos, nos veíamos a diario, también he de decirte que tenían 13 y 17 años y ellos decidieron no dejar de vernos ni un solo día.
Si es el amor de tu vida no lo dejes ir, la vida cambia de un día para otro y lo que hoy es negro mañana es blanco y esto es tanto para ti como para el, tu cómplice.
No desperdicies vuestra vida, no dejéis que el amor de vuestra vida desaparezca, luchar juntos, buscar una salida, juntos podéis.
Disculpa mi atrevimiento y espero no haberte molestado.
F."
Meiguiña

3 comentarios:

  1. ¡Qué cosas!, ya lo comenté en la página de Meiguiña pero sigo sorprendiéndome.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchísmo que te haya gustado y no tengo inconveniente en que lo publiques, gracias.
    Te recomiendo que leas tambien
    Reir entre las sábanas,
    Compartiendo sábanas y mantel y
    Ultimas sábanas,
    las encontrarás en mi etiqueta de Desvarios/Divagaciones
    Desde luego que visitaré tu blog y participaré siempre que desees.
    Gracias de nuevo

    ResponderEliminar
  3. Gracias a Meiguiña por su blog, que es muy lindo y aconsejar que os paseis por esas entradas que nos indica...hummm, sin desperdicio.
    Gracias a fonsilleda, que cada día me animas un poco más a seguir con este blog.

    ResponderEliminar