miércoles, 12 de enero de 2011

Hoy, Fue Un Día De Casis


Miré por la ventana… y casi toqué la lluvia
Salí a la calle y el suave viento… casi arrulló mi rostro
Bebí del café amargo… y casi su sabor lo hice mío

Te miré... y casi creí verte
Te acaricié… y casi te noté en mi piel
Te besé… y casi sentí tu boca en la mía

Pero hoy, fue un día de casis,
un día como otro cualquiera
un día de esos
en que los casis
se apoderan de mi,
de mi día,
de tu ausencia.

Un día de casis, repleto de mañanas.

1 comentario:

  1. Aunque parezca derrotado, me da esperanza.
    (El post)
    Un abrazo para ti no casi, si no llenod e cariño.
    mar

    ResponderEliminar