domingo, 9 de enero de 2011

Soy de energía baja.

Soy de energía baja.
Lo que Marisol llamaría "venusina" según no recuerdo bien qué catálogo de carácter y personalidad.
Si me dan a elegir entre contemplar, pensar, agitarme, subir y bajar, prefiero las dos primeras.
Por eso no me parece descabellada mi propia idea de que he de ser testigo de algo, una recopilación de sucesos o emociones, no lo sé.
En estas vacaciones me moví un poco y fue agradable, pero hace falta hacer mucho más.
Determinarme a la movilidad, a ejercer mi posibilidad de aprender de otros modos distintos a lo que estoy acostumbrada.
He intentado, he roto, he asumido distancias, he intentado dejar de presuponer.
Señalaré mis propósitos cuando sean cumplidos, cuando no tengan qué ver con el calendario y con las horas que trascurren veloces.
Tiene que ocurrir.
Poco a poco me decido.


Publicado por Karla Preciado

1 comentario:

  1. que se cumplan esos propósitos y nos los cuentas.
    besitos

    ResponderEliminar