domingo, 12 de noviembre de 2017

Efectos secundarios



 Emily (Ronney Mara) sufre una gran depresión tras la liberación del encarcelamiento de su esposo Martin (Channing Tatum) y decide acudir al psiquiatra Jonathan Banks (Jude Law) con la intención de curar su estado emocional. Banks probará sin éxito todo tipo de medicamentos con Emily hasta dar con Ablixa, un medicamento que, al parecer, le hará mejorar su estado de ánimo pero que implicará unos efectos secundarios fatales…



Y esto es lo que se explica el tráiler de “Efectos Secundarios”. En realidad, no desvela nada de la película en sí y, para mí, esto implica que está muy bien planteado ya que el espectador va a verla con una idea totalmente diferente a lo que realmente es y, de esta manera, consigue que sea sorprendente.



Es muy difícil hablar de “Efectos Secundarios” sin hacer ningún spoiler de ella, así que argumentaré por qué me ha gustado tanto, en la medida que me sea posible.


La película se puede decir que está dividida en dos partes. En la primera parte se presenta a Emily como protagonista. La peli se centra en su depresión y cómo intenta salir de ella con la ayuda de Banks, su psiquiatra. En este primer tramo se hace una introducción al mundo de la farmacología y el negocio que envuelve. Personalmente, creo que Steven Soderbergh consigue hacer una muy buena crítica sobre este mundo de una manera totalmente integrada con la historia que explica.



En la segunda parte se deja de un lado el análisis de este negocio para centrarse más en el triángulo Banks-Emily-Siebert (esta última se trata de la psiquiatra anterior de Emily, interpretada por Catherine Zeta-Jones). En este segundo fragmento del largometraje, Banks toma más protagonismo que al principio de la película. Es en esta parte en la que se explica una historia que no tiene nada que ver con el tráiler y es también la parte que más me ha gustado. Para el que quiera más detalle, que vea la película


Estas dos secciones tienen en común el mismo fin, el dinero. En las dos se refleja la codicia de las personas. En la primera es la avaricia de las grandes empresas farmacéuticas la que tiene el protagonismo y en la segunda, la de las personas individuales, como Emily.


Me gustaría destacar las interpretaciones de Ronney Mara y Jude Law. Con Mara vemos dos facetas totalmente diferenciadas en las dos partes de “Efectos Secundarios”, no voy a dar más detalle de su actuación ya que estaría arruinando la peli para los que no la hayan visto, simplemente merece la pena verla actuar. Y qué decir de Law, personalmente, es un actor que me gusta mucho, he visto cantidad de películas suyas y en todas ellas lo hace genial. En esta no ha fallado, sencillamente, Jude Law.


El único punto negativo que le puedo encontrar es que, hoy en día, parece que la duración de una película justifique el precio de su entrada. Personalmente, y creo que es opinión de muchos otros, una peli no es buena por los minutos que dura sino por lo bien aprovechados que están. A “Efectos Secundarios” igual le sobran algunos minutos que, sin ellos, la historia se podría entender perfectamente igual.

Pero, resumiendo, es una película digna de ver y, cuando sales del cine pensando en ella, tienes ganas de volverla a ver para apreciar los pequeños detalles que se te han podido escapar a la primera. Para mí un buen film es aquel que justo cuando lo acabas de ver ya estás pensando en volver a verlo.


Criticas de a pie

No hay comentarios:

Publicar un comentario