Striking out (Irlanda)





Empezar desde cero en el laberinto legal irlandés

La modesta producción propia irlandesa siempre ha estado a la sombra de su poderosa vecina británica o diluida en forma de coproducciones como en “Vikings”, donde ponen los técnicos, los paisajes y las exenciones de impuestos como principales aportes para incentivar la industría audiovisual local.


Por estas razones de vez en cuando nos gusta ir a la isla verde para conocer las producciones genuinamente irlandesas, ya sean en irlandés o en inglés, como vamos a hacer en esta ocasión, para presentarles el mayor éxito de los últimos años “Striking Out” una serie de abogados ubicada en un luminoso Dublin, que ha sido exportada a los EEUU con buenas críticas a ambos lados del oceano.



Tara Rafferty es abogada en uno de los mejores bufetes de Dublin, feliz y prometida a un brillante abogado, hijo del socio principal de la firma donde trabaja. Su vida da un gran vuelco cuando de forma accidental descubre a su prometido acostándose con otra mujer durante su despedida de soltera, por lo que furiosa decide romper el compromiso y abandonar el bufete para establecerse por su cuenta y riesgo.


La serie se inicia en el momento que Tara decide iniciar su práctica legal desde cero especializándose en derecho de familia. La búsqueda de un local y de unos nuevos colaboradores no es sencilla, pero Tara va conociendo a gente curiosa y peculiar que a su manera le van ayudando en sus casos legales.


“Striking Out” es una serie legal que no intenta romper moldes ni inventar la sopa de ajo y centra todo en la inmensa popularidad de su protagonista Amy Huberman en su Irlanda natal, al estar casada con el mejor jugador irlandés de rugby de todos los tiempos Brian O’Driscoll, lo que les convierte en la pareja de oro del modesto famoseo irlandés.


Huberman está impecable en un papel hecho a su medida, como una mujer fuerte que se debe sobreponer a ser engañada y despechada en todos los frentes para rehacer su vida para encontrar su nueva felicidad. En su particular travesía del desierto su principal apoyo es su mentor Vincent Pike, un “barrister” independiente, al que da vida otro viejo conocido inglés como es Neil Morrissey (der, Line of Duty).


El tono de la serie es de un drama ligero, mezclando los casos semanales (custodias, separaciones, etc.) con la propia lucha interna de Tara para olvidar a su insistente ex-novio que quiere recuperarla a toda costa, con algunos toques de humor a cargo de algún pasante bastante pintoresco que contrata.


Otra sorpresa es encontrarnos en un papel secundario a una actriz que es más conocida por un personaje tan popular como fue la enigmática Jessica Hyde (Utopía) que por su propio nombre Fiona O’Shaughnessy, que interpreta a su investigadora principal, la también misteriosa Meg.


Además de permitirnos conocer las particularidades del sistema legal irlandés, “Striking Out” es un entretenimiento ideal para los que disfrutamos con las series de abogados de cualquier tipo en este caso en un entorno dublinés con unas vistas aéreas que parecen patrocinadas por Turismo de Irlanda por lo perfectas y soleadas que son, un tiempo que no es precisamente el más habitual en la ciudad bañada por el rio Liffey.





Sus escasos cuatro episodios se ven en un santiamen y dejan con ganas de conocer mas cosas de la complicada vida de Tara Rafferty, como tendremos ocasión de saber a inicios de 2018, al haber sido renovada de forma casi inmediata por una 2T.
La serie ya ha sido estrenada en los EEUU, gracias en parte a la fascinación que tienen los estadounidenses hacia sus numerosos ancestros irlandeses.
LORENZO MEJINO

Comentarios

Entradas populares de este blog

Haikus de Muerte

Pakt (El pacto)

Ben Is Back (El regreso de Ben)