sábado, 1 de octubre de 2011

Hablan....


Hablan de embarazos psicológicos y, al igual, pueden existir cariños psicológicos, amistades psicológicas, etc.

Uno, cuando quiere, cuando tiene cariño, puede soñar que es correspondido, y ese sueño le puede llevar a pensar que sostiene una relación de amistad con alguien, una relación de cariño.
Pero no tiene por que ser real.
Seguramente el otro jamás sostuvo una relación de cariño; pero en la mismidad del sueño, uno lo tomó como compañero del alma, como amigo.

Pero, llega un día que la realidad se impone y hay que despertar al que sueña.
Es entonces cuando al soñador le queda un gran vacío que ya difícilmente podrá nunca llenar, ni siquiera lo intentará.
Porque un mal despertar hace que uno no quiera dejarse llevar más por el sentimiento.

Sakkarah

6 comentarios:

  1. Malos despertares hemos tenido todos... pero dejar de soñar...¡nunca!


    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. "Es verdad, pues: reprimamos
    esta fiera condición,
    esta furia, esta ambición,
    por si alguna vez soñamos.
    Y sí haremos, pues estamos
    en mundo tan singular,
    que el vivir sólo es soñar;
    y la experiencia me enseña,
    que el hombre que vive, sueña
    lo que es, hasta despertar.

    Sueña el rey que es rey, y vive
    con este engaño mandando,
    disponiendo y gobernando;
    y este aplauso, que recibe
    prestado, en el viento escribe
    y en cenizas le convierte
    la muerte (¡desdicha fuerte!):
    ¡que hay quien intente reinar
    viendo que ha de despertar
    en el sueño de la muerte!

    Sueña el rico en su riqueza,
    que más cuidados le ofrece;
    sueña el pobre que padece
    su miseria y su pobreza;
    sueña el que a medrar empieza,
    sueña el que afana y pretende,
    sueña el que agravia y ofende,
    y en el mundo, en conclusión,
    todos sueñan lo que son,
    aunque ninguno lo entiende.

    Yo sueño que estoy aquí,
    destas prisiones cargado;
    y soñé que en otro estado
    más lisonjero me vi.
    ¿Qué es la vida? Un frenesí.
    ¿Qué es la vida? Una ilusión,
    una sombra, una ficción,
    y el mayor bien es pequeño;
    que toda la vida es sueño,
    y los sueños, sueños son."
    O no?
    Otro abrazo para tí y feliz comienzo de curso

    ResponderEliminar
  3. Angel, malas experiencias con el amor/amistad o como queramos llamar, haberlas haylas, como las meigas -que dicen los gallegos-, y además creo que nadie está libre de ellas, son practicamente comunes en algún momento, pero se superan, costará más o menos, pero se superan, hay que hacerlo... dejar de soñar: nunca jamás (si ya decía Calderón que toda la vida es sueño... y no vamos ahora a enmendarle la plana al maestro)

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  4. la persona soñadora sólo tiene una ventaja, por mucho que quiera impedirlo, nunca dejará de soñar...

    ResponderEliminar
  5. Y cuando esos despertares son hermosos?, esos son los que deben de contar, los que debemos de agradecer y por ellos no dejar de soñar..
    Me gustó tu entrada.
    Besos y susurros muy cálidos

    ResponderEliminar