martes, 25 de febrero de 2014

FRANQUEAR EN CASO DE HALLAR DESTINO


Noto cierto cambio en la estanquera de mi barrio, su aspereza ha mutado en cordialidad, he debido pasar a la categoría de cliente, ya no compro sellos, ahora fumo. 
Mientras, escribo cartas que nunca franqueo, quizá todo era humo. 

Roberto Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario