miércoles, 30 de junio de 2010

MULETAS PARA CORAZONES CRUELES




Yo uso gafas para ver bien.
Otros usan muletas para caminar.
Lo que aún no se ha inventado es un artilugio
para los minusválidos de corazón.
A.D.B.






Fue imposible no ver
su mirada cuando niño.
En juegos inalcanzables.
En carreras: “yo te pillo”.
Ni fútbol, ni bicicletas.
Ni chapoteos en el río.

Absurda adolescencia
de los abrazos vacíos.
De besos imaginados.
De los boleros perdidos.

¿Cómo nadie construyó
entre sus ramas el nido?
Sólo vieron sus alas rotas.
Nunca un corazón crecido.

Qué ciega estuvo la gente:
se perdieron su cariño.
Fue una suerte encontrar
un diamante en el camino.
Ni el más negro universo
puede ocultar tanto brillo.


(Para Nando, con mi cariño inmenso)
Publicado por Amelia

3 comentarios:

  1. CARMEN - mexicana radicando en Noruega1 de agosto de 2010, 16:47:00 CEST

    SENCILLAMENTE CONMOVEDOR!!! CARMEN, MEXICANA RADICANDO EN NORUEGA

    ResponderEliminar
  2. Me he dado una vuelta por tu blog, me parecen muy buenos todos los textos que compartis...

    Saludos

    ResponderEliminar