domingo, 14 de mayo de 2017

American Gods


 Los dioses la estaban esperando

Tenía la novela pendiente desde hace años, me la leí al fin el mes pasado, me gustó mucho y este primer capítulo de la serie me parece brutal. A mí me suelen gustar más las novelas que las pelis/series basadas en ellas pero si mantiene el nivel no sólo creo que puede ser una excelente adaptación del libro, esque creo que puede ser mejor que la novela y eso no lo pienso ni de una gran serie como Game of Thrones.


Si te impactó la novela de Gaiman, aún más te impactará la adaptación que se marca Bryan Fuller. La misma estética visual que creó para su serie sobre Hannibal Lecter, la encontrarás en American Gods. Habrá a quien no le guste ese tipo de forma de rodar, con exceso de gore y exceso de escenas lentas con imágenes oníricas, pero si alucinaste con el envoltorio que rodeaba a Hannibal, más vas a alucinar aquí.



Un libro tan original, complejo y arriesgado encuentra aquí su réplica perfecta en formato serie.La lucha entre los viejos dioses de la mitología que han acompañado a la humanidad desde hace siglos, en una relación de subordinación y dependencia con ellos, se enfrentan ahora a los nuevos dioses que la humanidad ha creado. Dioses como la ciencia, la tecnología o el afán de popularidad. Los viejos dioses han emigrado y buscan recuperar su lugar en la mente del hombre. En mitad de esa lucha tenemos una road movie a través del territorio de Estados Unidos que une al señor "Miércoles" en realidad el Dios de la sabiduría que finge ser un timador de poca monta, acompañado por Shadow Moon, un ex-convicto sin fe, y menos después de descubrir que su mujer no era quien él creía que era. A este último lo interpreta Ricky Whittle, que se dio a conocer como secundario en las últimas temporadas que ha emitido la serie de Los 100, para nada mal en su primer gran papel. Pero el que lo borda es Ian McShane en un personaje que le sienta genial y que enseguida vas a pensar que no había otro actor que pudiera haberlo hecho mejor del señor miércoles. En una interpretación que nos recuerda por momentos a su cínico personaje de Al Swearengen en Deadwood. Aún no ha salido Gillian Anderson, pese a que todos los que han podido verla hablan maravillas de su trabajo. A poco que esta sume a la serie, la va a convertir en uno de los estrenos del año.


Esta es una historia sobre la fascinante complejidad de los Estados Unidos. Sobre la inmigración, sobre volver al mundo tras salir de la cárcel, sobre recorrer un país en un road trip y sobre el duelo tras la pérdida de un ser querido. Una historia sobre la fe, sobre la pugna entre dioses antiguos y nuevos, sobre la materialización de las creaciones y ensoñaciones del ser humano en busca del sentido. Una historia sobre trucos con monedas y otros timos. Una historia que es mejor experimentar que dejar que te la cuenten.


Para los fans del libro, gozarán con la brillante adaptación. Para los que se acerquen a a la serie sin leer el libro, lo van a flipar. No sólo es una serie de gran calidad sino que me parece absolutamente original y rompedora para el panorama televisivo, tanto a nivel argumental como a nivel visual.


Gracias Neil Gaiman por crear una historia tan maravillosa, fascinante y llena de posibilidades. Gracias Bryan Fuller por volver a brindarnos su enorme talento tras la brillante Hannibal y por escoger tan bien el proyecto. Gracias Michael Green por crear esta joya con él.Gracias Ian McShane por volver a brindarnos su inagotable carisma y por escoger tan bien el personaje. Gracias a todos y cada uno de los actores que encajan perfectamente con el personaje que interpretan.


Es genial ver la adaptación de escenas memorables del libro como la de la pelea con Sweeney o la presentación de Mr Wednesday en el avión pero del piloto destacaría en especial la mítica escena de Bilquis, que parecía muy difícil de adaptar pero lo han bordado, o la del chico tecnológico, que la han incluso mejorado respecto al libro (¿soy yo, o los matones tienen un aire a los drugos de la Naranja Mecánica?)


Sus primeros capítulos tienen un breve prólogo narrado con voz en off donde vamos a ver la relación de dependencia de la que antes hablaba, que la humanidad ha tenido con los Dioses a lo largo de los tiempos. Con ritmo e intriga suficientes para saber qué quieren contarnos, grandes personajes y actuaciones, convierten a American Gods en la adaptación que la novela merecía y en una de esas series que acaban dando mucho de lo que hablar.


Rufus T Firefly

No hay comentarios:

Publicar un comentario